Menú Buscar
Imagen de uno de los buses que hasta ahora operaban Moventia y TMB en Barcelona / CG

Moventia pierde otro concurso investigado por Competencia

Monbus se queda con el transporte de la parte alta de Barcelona, valorado en 30 millones, en un bronco concurso calcado al del Aerobús

4 min

Moventia está a punto de perder otro concurso investigado por Competencia por presuntas anomalías. La transportista independentista cederá la gestión del bus de Horta, en Barcelona, una contrata pública valorada en más de 30 millones de euros. Se la entregará a Monbus, en lo que será el segundo revés para la empresa catalana tras encajar una multa por tratar de amañar la licitación del Aerobús.

Según han informado fuentes conocedoras del procedimiento, Monbus está a punto de arrebatar el contrato a Transports Ciutat Comtal (TCC) Authosa, una filial de Moventia (66%) y TMB que opera las dos líneas licitadas (la 86 y la 87) desde el año 2000. Hasta ahora. Un nuevo competidor, la firma gallega, habría barrido a Moventia logrando 87 y 42 puntos frente a los 84 y 36 de la firma presidida por el empresario Miquel Martí, exdirigente de la patronal nacionalista FemCat, que se presentó al proceso en solitario.

Investigado por Competencia

El cambio de operador del bus de Horta será un proceso casi calcado al del Aerobús. En ambos casos, la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco) instó al Área Metropolitana de Barcelona (AMB), licitador, a detener la adjudicación al detectar irregularidades. La institución supramunicipal cumplió, y al reactivar el concurso la compañía gallega se hizo con los dos servicios. En el caso del bus lanzadera al aeropuerto, además, la Acco ha impuesto multas de hasta cinco millones de euros a Moventia, TMB, Tusgsal y La Alcoyana (Vectalia), avanzó Expansión.

A pequeña escala, el concurso del servicio de autobús urbano en la parte alta de Barcelona ha seguido casi la misma senda. El AMB lanzó el concurso en mayo de 2019 [consultar aquí]. Competencia reaccionó y pidió rectificar esta licitación y el bus del Baix Llobregat por "restringir la competencia". En otras palabras, por favorecer a los actuales adjudicatarios: Baixbus y TCC. El Área Metropolitana cumplió y anuló el concurso en marzo. En el nuevo proceso, Monbus se habría impuesto a Moventia, que se presentó en solitario. El desenlace es muy similar al de la adjudicación del bus lanzadera al aeropuerto.

Segundo mazazo tras el Aerobús

Así las cosas, la inminente pérdida del servicio de bus en la parte alta de Barcelona supone el segundo mazazo en apenas una semana que encaja Moventia. El primero llegó con la información de que la Acco multaba con 1,05 millones a la compañía con sede en Sant Cugat del Vallès y a TMB por prácticas anticompetitivas para retener la explotación del Aerobús, el lucrativo transporte colectivo al aeropuerto Josep Taradellas Barcelona-El Prat. La sanción se suma a otros 1,5 millones impuestos a SGMT, 850.000 euros a Tusgsal y 500.000 euros a La Alcoyana.

Cualquiera que fuere la lectura, lo cierto es que se preparan más batallas en el transporte metropolitano. La próxima será el macroconcurso del servicio de autobús en el Baix Llobregat, que opera la empresa-paraguas Baixbus. Al igual que en el resto de licitaciones, la Acco detectó irregularidades en las plicas de contratación, y Monbus ha entrado en la pugna. En el horizonte está también el concurso del NitBus, el bus nocturno, anulado en 2016 tras una bronca empresarial y política.