Menú Buscar
Preocupación máxima del presidente del BBVA, Francisco González, por la afección de crisis turca en la filial Garanti

BlackRock, primer accionista del BBVA, pierde 800M en la crisis turca y no mueve un dedo

El mayor gestor de fondos del mundo, con el 5,94% del banco español, repite la estrategia de 2016, durante el golpe contra Erdogan, cuando el BBVA se desplomó a 4,4 euros

14.08.2018 00:00 h.
5 min

De momento, BlackRock, principal accionista del BBVA con el 5,94% del capital, no  ha movido un dedo ante el descalabro de la crisis turca y su efectos sobre Garanti, la entidad de la que el banco español controla casi el 50%.

A pesar de los 800 millones de euros de minusvalías latentes que acumula su participación en la entidad presidida por Francisco González, la macrogestora estadounidense aguanta estoicamente ese paquete de casi 400 millones de acciones.

De 3.000 a 2.200 millones en 6 meses

A finales de enero, con los títulos del BBVA en casi 7,47 euros, el valor de mercado de la participación de BlackRock rozaba los 3.000 millones. Seis meses después, tras el desplome bursátil del 27% por la crisis financiera que atraviesa Turquía, esa capitalización no llega a los 2.200 millones.

¿Ha tomado alguna decisión la gestora dirigida por Larry Fink ante tan severo revés? De momento, ninguna. Y, a tenor de la estrategia seguida hace dos años, en los días previos al golpe que intentó derrocar al presidente Recep Tayyit Erdogan, tampoco es previsible que lo vaya a hacer ahora, salvo que la situación se agrave.

El BBVA cayó a 4,4 euros con el golpe a Erdogan

En aquel momento, el 24 de junio de 2016, tres semanas antes de que se produjera la intentona golpista contra Erdogan, la acción del BBVA cerraba por debajo de 4,4 euros, tras desplomarse un 50% en menos de un año. Con los 5,46 euros del cierre de este lunes, la cotización del banco todavía está un 24% por encima de aquel mínimo registrado antes del golpe.

Y BlackRock no solo no se inmutó, manteniendo prácticamente la participación en el BBVA en el entorno del 5%, sino que aprovechó aquel precio tan barato para, una vez superada la crisis, aumentar un 15% su presencia en el capital del banco español. Hasta el 5,76% que acreditaba en enero de 2017.

BlackRock: 6% de BBVA desde octubre de 2017

Porcentaje posteriormente ampliado al casi 6% que acredita desde el 18 de octubre de 2017, cuando efectuaba la última notificación de su posición en el capital del banco español a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ni siquiera, como ha hecho en otras ocasiones, ha optado BlackRock por apostar en BBVA al doble juego de, siendo accionista relevante de empresas españolas, tomar posiciones cortas, como hizo en Abengoa, Dia, Técnicas Reunidas o Banco Popular.

De esa manera, suba o baje la acción, siempre obtiene plusvalías. Y, en el caso del BBVA, a la vista del desplome de la cotización, una apuesta a la baja hubiera reportado a la gestora de fondos estadounidense unas plusvalías no desdeñables.

En el caso del BBVA, BlackRock no quiere distraer ninguna de sus casi 400 millones de acciones. Ni aun sabiendo que, en esa operativa a corto, hubiera podido ganar mucho dinero.

Dividendo de 380 millones en 3 años

Prefiere la macrogestora dirigida por Larry Fink tener a buen recaudo esos casi 400 millones de acciones del banco español que, en los últimos tres años --desde que en abril de 2015 superara el 5% del capital-- se ha embolsado 323 millones de euros a través de 10 dividendos.

El último lo recibía el pasado 10 de abril, por un importe de 57 millones de euros. Y, según el calendario previsto por los analistas, el 2 de octubre el banco presidido por Francisco González hará efectiva una nueva retribución a los accionistas. Nueve céntimos por cada título que permitirán a BlackRock embolsarse otros 35 millones, para llegar a casi 380 millones en el último trienio.

BlackRock ve negocio en la crisis turca

En su último informe sobre la visión del mercado, fechado el pasado 17 de julio –ya con la crisis turca en todo su apogeo-- BlackRock Investment Institute apuntaba que “el fuerte crecimiento de Estados Unidos causará efectos indirectos en todo el mundo, con guerras comerciales y un aumento de los riesgos en el lado negativo”.

No obstante, la gestora no ve el panorama tan negro a como lo veía en 2015, e incluso se atreve a aventurar que, de crisis de países emergentes como Turquía, se puede sacar provecho. “El aumento de las primas de riesgo ha creado valor en algunos activos de mercados emergentes”, explican los analistas de BlackRock.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información