Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona revisa una web para comprar Bitcoin / EP

Bitcoin, una criptomoneda en máximos que ya consume más energía que Holanda

La divisa electrónica, que se cambia a casi 40.000 euros, ya consume la mitad de los recursos que España necesita en un año

5 min

Si el Bitcoin fuera una país consumiría más energía que Holanda. De hecho, usa tantos recursos como Chile e Israel juntos y la mitad que España. Es el resultado del minado para conseguir nuevas criptomonedas: grandes ordenadores trabajando las 24 horas para resolver complejos problemas que, al solucionarlos, consiguen como recompensa una divisa. En pleno debate sobre la transición energética, la fiebre del Bitcoin añade una nueva cuestión, más aún cuando esta semana ha alcanzado un nuevo máximo histórico.

En estos momentos, un Bitcoin se cambia a más de 39.500 euros, aunque esta semana llegó a tocar el valor más alto desde que se puso en marcha: 40.131,32 euros. El despegue se produjo a raíz de un breve apunte en Twitter del fundador de Tesla, Elon Musk, que escribió “Bitcoin” y el precio se disparó. Dias después la compañía informó de que aceptaría la criptomoneda como medio de pago para sus vehículos autónomos y que además invertirá 1.250 millones de euros en comprar monedas.

Granjas de Bitcoin

Pero más allá de la volatilidad, la fiebre de las criptomonedas tiene ligada un problema añadido: un consumo energético que no para de crecer. El Bitcoin tiene un límite fijado en 21 millones de monedas, que se espera alcanzar en el año 2140, hasta entonces el minado seguirá produciendo de forma ininterrumpida, para lo que es imprescindible la actividad de lo que se ha denominado como granjas, grandes superficies en las que los ordenadores realizan cálculos. Cuantos más centros se creen, mayor será el consumo.

La producción anual de bitcoins consume 123.99 teravatios hora (TWh) , según ha calculado el Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge. El dato está por encima de los 119.45 TWh que consume Emiratos Árabes o los 110.68 TWh de Holanda a lo largo de un año. De hecho, si se analiza esta criptomoneda como si fuera un país, ocuparía el puesto 31 en la clasificación global de consumo energético.

Consumo energético del Bitcoin
Consumo energético del Bitcoin

¿Nuevo patrón oro?

El consejero delegado de BitBase, una compañía con 15 locales en España para la compraventa de Bitcoin, Álex Fernández, reconoce que el energético “es un problema que hace que sea ineficiente” y que invalida la moneda como método de pago idóneo, por lo que considera que su futuro estará en "adoptarlo como nuevo patrón oro para regular el resto de monedas". La propuesta del empresario pasa por proporcionar energía mediante placas solares. De hecho, según datos de Cambridge, la producción de renovables es 11 veces mayor que el consumo de Bitcoin.

Ejemplo del recorrido que tiene esta tecnología se encuentra en el círculo polar ártico. En Norilsk, una ciudad de Siberia que ronda los 40 grados bajo cero, la compañía Bitcluster ha puesto en marcha una granja sobre los terrenos de una antigua fábrica. Según indicó Bloomberg, el objetivo no es otro que aprovechar las bajas temperaturas para evitar el sobrecalentamiento de las máquinas, así como nutrirse de la electricidad de Nornickel, una empresa minera de la zona que ofrece el suministro con una de las tarifas más baratas del mundo.

Alerta de CNMV y el Banco de España

Precisamente esta semana la CNMV y el Banco de España emitían un comunicado conjunto en el que alertaban del riesgo de invertir en Bitcoin, alegando que se trata de una moneda que no cuenta con el respaldo de ningún banco central. No obstante, Fernández, de BitBase, asegura que precisamente es esa “descentralización” la que da valor al sistema y considera que la entrada de Tesla y otras grandes compañías permiten “dar más confianza”.

Con todo, alerta de que parte de quienes invierten en Bitcoin lo hacen desde la “desinformación”: “Hay una parte que llega con ganas de hacer dinero rápido, cuando nadie da duros a cuatro pesetas. Hay que tener cuidado con las estafas”.