Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Economía, ante una incierta recuperación / EP

El Banco de España descarta que el PIB recupere sus cotas precrisis hasta 2023

La autoridad monetaria presenta sus primeras estimaciones para 2022, con una tasa de desempleo por encima del 17% y una deuda en el entorno del 119%

4 min

La economía española no recuperará la cotas de producción que presentaba ante de la crisis del coronavirus por lo menos hasta 2023. Así lo apuntan las estimaciones macroeconómicas del Banco de España, que por primera vez desde la pandemia dibujan posibles escenarios para 2022. En todos ellos, el PIB prosigue la senda de la recuperación aunque tan sólo en el caso del supuesto más optimista, el denominado por el organismo como “recuperación temprana”, sería capaz de igualar el registrado en 2019. Además, las estimaciones también reflejan que los incrementos tanto del paro como de la deuda de las administraciones públicas llegarán para quedarse un largo tiempo.

Con algo más de visibilidad tras varias semanas de crisis, el Banco de España ya ha incluido en sus proyecciones macroeconómicas las principales variables para 2022, que incluyen un incremento del PIB del 2,4% en el escenario de recuperación temprana y del 2,1% en el de recuperación gradual. En ambos, la tasa de paro no lograría bajar del 17% (pese al notable crecimiento que experimentaría la economía en 2021 y 2022) mientras que la deuda pública cerraría en torno al 119% del PIB si se da una recuperación gradual.

Escenario intermedio

Este último es el supuesto intermedio de los tres que plantea el Banco de España en sus estimaciones. En él se incluye el planteamiento de algún rebrote de los contagios, aunque de forma menos virulenta y, por lo tanto, con menores costes económicos, y un incierto incremento de la actividad tras el fin de las medidas de reclusión, lo que determinaría la persistencia de algunos de los daños que está causando la crisis del Covid-19 en el tejido productivo.

Bajo este planteamiento, el PIB se desplomaría un 11,6% este año y recuperaría un 9,1% en 2021 y un 2,1% en 2022. Con estas cifras encima de la mesa, la economía española concluiría este último año un 1,5% por debajo del cierre de 2019, con lo que precisaría de un tercer ejercicio al alza para terminar de restañar las heridas del coronavirus, al menos en lo que a la producción se refiere.

 

 

Banco de España prevé que el PIB caiga entre un 9% y un 11,6% en 2020 / EP

Lenta recuperación del empleo

En otros capítulos, volver al escenario precrisis va a a ser mucho más complicado. Es el caso de la tasa de desempleo, que las proyecciones del Banco de España sitúan en el 17,4% en 2022 , dentro del supuesto de recuperación gradual. La cifra supone un recorte de 2,2 puntos porcentuales en relación con las estimaciones para 2020 pero aún quedan notablemente alejadas del 14,1% que presentaban al cierre de 2019.

En el caso de una recuperación temprana, el panorama no es mucho más alentador, ya que la tasa se establecería levemente por encima del 17%.