Menú Buscar
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España

El Banco de España insiste en afear el aumento del salario mínimo

El organismo del Estado mejora la previsión de crecimiento de la economía y la sitúa en el 2,4%, y admite que los datos son contradictorios

07.06.2019 13:40 h.
5 min

El Banco de España quiere ser un actor central en la economía. Sus previsiones sobre la evolución económica no son neutras. El organismo ha mejorado sus previsiones de crecimiento para este año, y lo sitúa en el 2,4% del PIB, dos décimas más que cuando lo pronóstico en marzo. Pero considera, e insiste en ello, pese a la posición del Gobierno y los datos económicos, que el aumento del salario mínimo puede ralentizar ese crecimiento. El argumento es que hay distintas realidades al mismo tiempo que no casan, y se deberá esperar a ver cómo evolucionan.

Lo ha explicado el director general del Banco de España, Óscar Arce. Se trata de un doble mensaje. En lo que va de año se ha producido un aumento “mayor de lo anticipado”, aunque se pueda ralentizar a partir de ahora. Y una de las causas, entre otras, como los factores externos, será, según el organismo, “los efectos de la subida del salario mínimo”.

¿Se moderará el crecimiento?

Esa medida, que aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez, no ha incidido hasta ahora. O no lo ha hecho de una forma evidente. Pero el Banco de España, cuyo gobernador es Pablo Hernández de Cos, es pertinaz y lo señala en su nota: “Los efectos de la subida del salario mínimo que entró en vigor a principios de año tenderán a moderar el dinamismo del empleo en los próximos trimestres. En todo caso, el incremento de la ocupación permitirá que continúen observándose reducciones adicionales en la tasa de desempleo, aunque estas se verán atenuadas por el proyectado repunte de la población acticva”, señala.

Óscar Arce, director general del Banco de España en una imagen de archivo / EFE
Óscar Arce, director general del Banco de España en una imagen de archivo / EFE

Porque, ¿qué sucede? El Banco de España ve una paradoja: la creación de empleo sube, si se atiende a la Encuesta de Población de Activa (EPA), pero no se incrementa tanto en relación a la afiliación a la Seguridad Social. Todo eso se añade a que los costes salariales no suben, aunque se haya incrementado el salario mínimo, o las cotizaciones.

"No hay una bola de cristal"

Arce entiende que el organismo del Estado no se ha equivocado en sus previsiones, porque ha seguido una metodología que está validada en la literatura académica. Pero admite que puede fallar la precisión, y a otro hecho que han explicado los sindicatos, y que, tal vez, ese aumento del salario no se ha producido en toda su magnitud, o no en diferentes sectores. ¿Cómo se defiende el Banco de España, ante los reproches del Gobierno? “No tenemos una bola de cristal”, según Arce.

Hay otros factores, los externos, por ejemplo. Podría suceder que el aumento del salario mínimo, si fuera perjudicial, se hubiera visto compensado por un crecimiento mayor de las economías europeas. Y eso tira de la economía española. Arce ha admitido esa posibilidad, al señalar que la zona euro ha crecido el doble de lo que se había proyectado en el inicio del año.

¿El salario mínimo como dinamizador?

Con todo, la previsión del Banco de España es que el paro se reduzca hasta el 12% en 2021.

El aumento del crecimiento se debe, fundamentalmente, al buen comportamiento del gasto público y por el consumo interno, un hecho que daría la razón al Gobierno y a los sindicatos en relación al incremento del salario mínimo, que habría posibilitado más capacidad de consumo, precisamente.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información