Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede del Sabadell, uno de los bancos que cotizan en el Ibex 35 / EP

El mercado anticipa nuevas fusiones bancarias en España

Las acciones de las entidades más pequeñas se revalorizaron en pleno agosto a la espera de ofertas de compra

6 min

Los bancos españoles aguardan movimientos en el sector. Todas las entidades se han pronunciado en los últimos tiempos sobre la posibilidad de que haya fusiones y todas han recalcado que es bueno que se produzca la consolidación para “crear sinergias”. No obstante, ni Santander, ni BBVA, ni Caixabank tienen en sus planes acometer una nueva inversión en un mal contexto para sus intereses, con los tipos de interés en negativo y con el euríbor coqueteando con mínimos históricos

El último en pronunciarse al respecto ha sido el consejero delegado del BBVA. Carlos Torres aseguró este lunes que ve “lógico” que se especule con fusiones, pero recalca que no es la prioridad actual de la entidad. “Es normal que en periodos de crisis el tema de la consolidación surja, porque a los retos de tipos de interés y rentabilidad reducida se une el impacto de la recesión y coge fuerza la idea de que, a través de sinergias, una consolidación pueda conducir a entidades mejor preparadas para esa situación de dificultad. Es lógico que existan especulaciones, pero nuestra prioridad sigue siendo el crecimiento orgánico y el liderazgo en digitalización”. A pesar de estas palabras, insiste en que “siempre hay que estar pendiente” de lo que acontezca en el mercado. ¿Deja de este modo la puerta abierta a más operaciones?

 

 

Imágenes de la bolsa de Madrid / EP

La banca mediana, la gran candidata

Fuentes del sector subrayan a Crónica Global que es “complejo” que esos movimientos se puedan producir antes de final de año por culpa del nuevo contexto económico que ha desatado la crisis sanitaria. A pesar de que los descartan en lo que queda en 2020, sí creen que durante el primer trimestre de 2021 podrían sentarse las bases de las primeras negociaciones entre entidades.

Pero dichos contactos, tal y como inciden voces de la banca, no los iniciarán las grandes entidades, y ponen como principales fusionables a Banco Sabadell, Liberbank y Bankia, empresa participada por el Estado. En este sentido, Nadia Calviño ha reiterado que el Ejecutivo primará el interés de los contribuyentes y la estabilidad financiera en los planes sobre esta entidad donde el Gobierno, que controla más del 60% de su capital, debe salir antes de finales del 2021.

Los inversores ya se posicionan

Estos rumores han provocado que los inversores se posicionen en el accionariado de las entidades más pequeñas, como las anteriormente citadas. Todas han tenido un agosto en bolsa extraordinario y han obtenido importantes subidas en su cotización. En los últimos 30 días, Banco Sabadell ha ganado un 12% y el título de la entidad catalana tiene un valor de 0,34 euros. A principios de mes costaba 0,3 euros. Mejor le han ido las cosas a Unicaja, que ha conseguido revalorizarse sobre el parquet un 27% en el mismo tiempo. En idéntica situación se encuentra Liberbank, que avanza alrededor de un 30%.

Todo lo contrario sucede en las grandes corporaciones. En la sesión del lunes, la gran banca volvió a derrumbarse (Santander y BBVA cayeron un 5%) y demostraron de nuevo la fragilidad de las firmas más importantes en el parquet. No obstante, fuentes del sector apuntan que “entra dentro de los movimientos” y que se seguirán viendo este tipo de jornadas hasta finales de año.

Los analistas lo tienen claro

En medio de las especulaciones bursátiles, los propios analistas tienen claro que España necesita una reorganización. “España aún es uno de los mercados con más exceso de bancos de Europa --tanto en términos de número de entidades como de oficinas--", indican en Credit Suisse, "aunque probablemente el Covid-19 ha retrasado la fase natural de consolidación y el esfuerzo que supone mantener niveles apropiados de inversión en tecnología para los bancos más pequeños podría llevar a un renacimiento de las consolidaciones".

La misma idea tienen los analistas de Goldman Sachs, quienes aseveran en un informe de mediados de agosto que en España hay exceso de bancos y sería propicio para el sector una reorganización, aunque los directivos del sector no den el paso.

El BCE, dispuesto

El que sí se ha pronunciado en reiteradas ocasiones a favor de las posibles fusiones en el mercado continental es el Banco Central Europeo. Sin ir más lejos, Luis de Guindos tildó de “ineludible” el proceso de consolidación. “Es absolutamente imprescindible y espero que en las próximas semanas, en los próximos meses, se vaya produciendo de alguna forma este movimiento entre las entidades”, dijo. 

Analistas, reguladores e incluso los propios grandes del sector financiero apuntan a que las fusiones con las que se especula desde hace meses llegarán, incluso fijan 2021 como el horizonte temporal más probable. Con todo, a la hora de definir las parejas del baile de la enésima reestructuración de la banca del país miran hacia otro lado.