Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del nuevo Atempo Barcelona, de Jordi Cruz / CG

Jordi Cruz abre Atempo Barcelona esta semana

El 'masterchef' consuma el traslado de su restaurante con estrella Michelin de Girona al antiguo local de Restaurant Gaig en la Ciudad Condal

3 min

Jordi Cruz ultima la apertura de Atempo Barcelona. El masterchef ha iniciado las obras del nuevo restaurante con estrella Michelin, que se ha trasladado de una fortaleza en Sant Julià de Ramis (Girona) al antiguo local de Restaurant Gaig, en la calle Còrsega de la Ciudad Condal, como avanzó este medio

Fuentes cercanas a la operación han apuntado al rotulado exterior del establecimiento, la estampa más llamativa de unos trabajos de reforma del local, así como la apertura de la página web del templo gastronómico, que tiene prevista su apertura este viernes, 11 de junio. 

Local 'complicado'

Con ello, la capital catalana gana una estrella Michelin, una distinción de la que la segunda mayor ciudad española anda necesitada tras la pérdida de tres premios de la guía francesa por el cierre de Pakta, Hoja Santa, Tickets y Bodega 1900, cuatro restaurantes que gestionaba Albert Adrià junto a los hermanos Iglesias, como avanzó Metrópoli Abierta

Ahora, Barcelona suma una estrella en el Eixample con el desembarco de Jordi Cruz. El chef michelin, que mantiene un portafolio con seis premios, tres de ellos en la misma Ciudad Condal con ABaC, amplía oferta en un local complicado, pues permanecía vacío por su elevada renta mensual desde 2016, cuando Carles Gaig liquidó parte de su negocio en la urbe --mantiene Gaig Barcelona en Les Corts-- y lo trasladó a La Cerdanya. Ahora, otro de los grandes de la cocina catalana también ampliará su negocio en la urbe al instalarse en el Petit Comitè que, hasta ahora, llevaba Nandu Jubany

Desacuerdo con los herederos

Cualquiera que fuere el lugar de reestreno de Atempo Barcelona, el local nace de una apuesta personal de Jordi Cruz de salvar su proyecto. El cocinero ha conseguido rescatar el restaurante tras un desacuerdo con los herederos de la fortaleza-hotel-museo de Sant Julià. Los vástagos de Ramon López se oponían a la continuidad del establecimiento tras la muerte del joyero en 2020. 

Comenzó una tortuosa negociación en la que Cruz bregó por la continuidad del cenador, que era de las pocas atracciones del municipio. Fue en vano. La familia López no se avino a pactar y el masterchef confirmó que traslada su negocio a Barcelona. Ahora prepara su reapertura, insuflando oxígeno en el maltrecho panorama de la alta gastronomía catalana.