Menú Buscar
Elisenda Paluzie, presidenta de la entidad independentista ANC que impulsa el proyecto 'Cambres per la República' / EFE

La ANC se queja de que Industria socava su proyecto de ‘Cambres per la República’

Los independentistas cargan contra la orden ministerial que obligará a contemplar el voto presencial, el electrónico y por correo

31.01.2019 12:32 h.
6 min

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) se ha lanzado contra la orden que ultima el Ministerio de Industria para regular los métodos de votación en las elecciones camerales. La organización independentista liderada por Elisenda Paluzie ha explicado a sus asociados que la coexistencia de los votos presenciales, por métodos electrónicos y por correo se lleva por delante su proyecto de Cambres per la República.

Desde que se convocaron los comicios la entidad se ha movilizado para conseguir el apoyo a candidatos que apoyen el procés. Buscan que las 13 instituciones de dinamización empresarial del territorio sean un altavoz más del secesionismo y consideran que el diseño de los comicios impulsado por la consejería de Empresa y Conocimiento, liderada por Àngels Chacón, les ayuda a alcanzar esta meta. Defienden que el voto electrónico facilita la participación de pymes, microempresas y autónomos, las compañías que consideren que apoyan el independentismo de forma más mayoritaria.

Candidaturas independentistas

La ANC explica en el documento interno que ha divulgado que el Ministerio de Industria, que preside Reyes Maroto, maniobraría para “controlar una vez más” las cámaras catalanas, tal y como indica un documento avanzado por La Vanguardia. Argumenta que trata de “impedir que una candidatura no oficialista e independentista” consiga la presidencia de Barcelona. Es decir, la propuesta que encabeza Enric Crous y que aglutina al empresariado nacionalista de Femcat.

“El Estado quiere limitar y condicionar el voto telemático”, sentencia la misma nota. Industria ha decretado que la “simplificación de los trámites” que se reivindica con la participación por métodos digitales, ya sea de forma remota o presencial, se debe ejecutar con suficientes garantías de seguridad y debe coexistir con las otras dos metodologías tradicionales. Es decir, el voto presencial en una urna y el que se hace por correo.

Malestar en las cámaras catalanas

La Generalitat sólo ha contemplado el voto telemático para los comicios que se celebrarán del 2 al 8 de mayo, a las puertas de la campaña electoral de las municipales y las europeas en Cataluña. Este escenario no ha sido bien recibido por los empresarios de las 13 cámaras catalanas. Cabe tener en cuenta que la principal batalla que han librado a lo largo del procés ha sido intentar garantizar la neutralidad política en las organizaciones.

Se ha recordado en varias ocasiones que las opciones políticas del empresariado catalán son diversas y que los objetivos camerales no tiene nada que ver con las reivindicaciones de un estado propio para Cataluña. Han defendido que su papel es el de conseguir la máxima actividad empresarial en el territorio y que ejercen como voz y voto de las compañías locales. Eso se ha traducido en la publicación de informes de coyuntura económica y de clima empresarial, pero sin entrar en apuestas claras a favor o en contra de los postulados independentistas ni de cualquier otra ideología en particular.

Acabar con la neutralidad

Tanto la ANC como el Cercle Català de Negocis, que está vinculada a la entidad dirigida por Paluzie, reivindican que a partir de mayo se debe acabar con esta neutralidad. Mantienen que las cámaras deben ser otro altavoz del procés e incluso han llegado a plantear que las futuras cúpulas deben mover ficha para barrer de los espacios de representación que tienen a los ejecutivos de empresas que movieron la sede social fuera de Cataluña en los momentos más tensos de la secesión.

Estas reivindicaciones se dirigen contra las grandes empresas, aunque los datos de movilidad empresarial que se generó a finales de 2017 y principios de 2018 también afecta a pymes. Especialmente las que contaban con inversores extranjeros en su capital, los que pidieron de forma clara planes de contingencia por si la Generalitat implementara la república y Cataluña se quedara fuera de la Unión Europea. Los debates en este sentido estaban abiertos en esos momentos, aunque la declaración independentista del Parlament fue simbólica.

Denuncia de un elector

La ANC asegura en su mensaje a los asociados que la orden que ultima el Ministerio de Industria “se conoce después” de que anunciaran sus intenciones de favorecer plenarios independentistas en las cámaras catalanas. Con todo, el departamento de Maroto actúa tras la denuncia de un elector. El mismo que ha denunciado a la Generalitat ante el TSJC por un presunto incumplimiento del decreto estatal que habilita las tres posibilidades de participación en los comicios.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información