Menú Buscar
Dos personas de compras en un centro comercIal / EFE

Fin al 'wardrobing', la tendencia con la que se estrena ropa cada día

Esta práctica consiste en comprar ropa, usarla y devolverla al establecimiento a los pocos días recuperando el importe que se ha gastado sin tener que repetir conjunto

4 min

En plena campaña de Navidad, los comercios viven uno de los momentos más relevantes para sus ventas de todo el año. Los consumidores aprovechan para buscar el mejor estilismo con el que acudir a los eventos que tienen durante estas fiestas. El capricho de tener un conjunto para cada ocasión supone rascarse el bolsillo, más aún en aquellas personas con una vida social muy ajetreada. Y, no solo ocurre en la moda, también con otros tipos de regalos.

En las fechas de la lentejuela, los estilismos se vuelven más brillantes que nunca. Por lo tanto, las prendas llamativas suelen atraer la atención de los clientes, pero también la de los asistentes a un evento si una persona viste de una forma más especial. Adquirir un producto de estas características suele convertirse en una prenda olvidada en el armario ya que, al ser más atractiva, no se suele volver a usar. Por lo tanto, ¿merece la pena comprarlo para ponérselo una sola vez?

Una práctica con los días contados

Esta tendencia de comprar, estrenar y devolver es una práctica habitual a la que suelen recurrir uno de cada tres consumidores según un estudio de Checkpoint System. No obstante, se acentúa durante las fiestas de Navidad debido a la cantidad de eventos familiares y profesionales que se celebran. Por este motivo, las tiendas están buscando la forma de frenar esta práctica del estrenar y devolver.

etiqueta

La etiqueta R-Turn Tag en una prenda / CHECKPOINT SYSTEMS

La avalancha de devoluciones que se esperan durante estas fechas ha provocado que los establecimientos hayan comenzado la campaña de Navidad en estado de alerta. Por lo tanto, la implantación de medidas como las etiquetas en lugares visibles de las prendas ayudarían a frenar la técnica del wardrobing que afecta negativamente a la facturación de los comerciantes.

Cada vez más control

Una de las últimas medidas que se han lanzado al mercado para frenar el wardrobing es la etiqueta R-Turn Tag. Esta solución, lanzada por Checkpoint System, reduce las devoluciones fraudulentas en los artículos que venden los comercios. Además de ser una solución eficaz, no tiene un coste muy elevado para las tiendas que la ponen en sus artículos.

Consiste en una etiqueta que se coloca en un lugar visible de la prenda y que el cliente rompe al ponérsela con un simple giro. Este mecanismo no daña el producto, pero actúa como un elemento de disuasión visual, suficiente para que la ropa no se use. El comercio solo aceptaría aquellas devoluciones que la tuvieran intacta. Los compradores que piensen en emplear esta táctica han de saber que R-Turn Tag ya está implantado en el mercado.