Vigilantes de seguridad contra un pasajero negro: ¿racismo?

Las redes sociales censuran por "abusiva" la actitud de ocho guardias privados de Cercanías en Madrid al expulsar e inmovilizar a un pasajero de color

Actuación de los vigilantes de seguridad con el pasajero de color al que acusaban de viajar sin billete / CG
12.10.2018 09:45 h.
4 min

¿Abuso o actuación proporcionada? Una actuación de vigilantes de seguridad de Cercanías de Madrid de Renfe ha provocado un torrente de críticas en las redes sociales, que la han tildado de "abusiva" o "desproporcionada". El incidente habría ocurrido ayer, cuando un grupo de guardias privados pidió el título o abono al pasajero negro, que se negó a mostrarlo ya que, según él, no era el trabajo de los profesionales.

Momento en el que dos vigilantes piden el bono de transporte a un pasajero negro

Según ha avanzado Eldiario.es, el suceso tuvo lugar sobre las once de la mañana en la línea que conecta la capital con Cercedilla. Dos vigilantes se dirigieron al chico, que viajaba en un vagón lleno, y le pidieron el billete solo a él. Ante la negativa del joven, uno de los guardias accionó la palanca de emergencia y paró el convoy. La escena provocó una gran tensión en el interior del vagón. Una señora apoyó a los vigilantes, recordando al pasajero que "si usted va de legal, no tiene miedo a nada, no se debe preocupar". El joven, por su parte, insistió en que el personal de seguridad "no tenía derecho" a pedirle el billete.

Cuatro vigilantes sacan al joven

Tras una discusión verbal que acabó en rifirrafe en la estación de Atocha, hasta cuatro vigilantes desalojaron al joven del vagón. Tras ello, los profesionales inmovilizaron al pasajero en el andén de la estación capitalina. En un momento concreto, uno de los profesionales le propinó una patada al denunciante, provocando la ira del resto de pasajeros que viajaban con el protagonista del suceso en el mismo vagón.

El incidente terminó con la intervención de un agente de policía de paisano, que se acercó a la escena para cerciorarse de qué ocurría. Antes de ello, un joven intentó separar a los vigilantes de seguridad del pasajero tras la agresión de uno de ellos. La pelea terminó con el joven sentado en un banco de Atocha, recuperándose del forcejeo con los vigilantes, que lo dejó exhausto. "¿Pero por qué me tengo que bajar del tren si no he hecho absolutamente nada?", se preguntó sin recibir respuesta.

Fuerte debate en las redes sociales

El incidente ha suscitado un fuerte debate en las redes sociales, que han tildado de "vergonzosa" la actuación de los vigilantes de seguridad. Otros usuarios han tildado de "racismo" la intervención y han citado las cuentas de SOS Racismo en España para que intervenga la oenegé. Otros internautas, más comedidos, han descrito como "desproporcionada" la actitud de los guardias privados y han instado al operador ferroviario a tomar medidas contra ellos.

Cabe recordar que los vigilantes de la red de Cercanías no están equipados con máquinas portátiles de validación de billetes del sistema de transportes de Madrid, que es recargable. Por lo tanto, no podrían haber comprobado si el joven había validado o no su abono, pese a que éste lo mostró a los profesionales.

¿Quiere hacer un comentario?