Menú Buscar
La consejera de Salud de Cataluña, Alba Vergés / EUROPA PRESS

Vergés advierte de un posible "colapso del sistema sanitario"

La consejera de Salud señala que la solución para frenar la expansión del coronavirus es que la gente se quede en casa

3 min

La consejera de Salud, Alba Vergés, reconoce que si la ciudadanía no obedece a las recomendaciones para evitar la expansión del coronavirus se “colapsará el sistema sanitario”. Asimismo advierte de que “esta semana será muy dura” y “se debe actuar”.

“Nos hemos de preocupar del sistema de salud, porque aumentarán los pacientes graves y hemos de tener todo a punto”, alerta Vergés a todos aquellos que insisten en salir de casa desobedeciendo las órdenes de Generalitat y Gobierno.

Autoconfinamiento

La consejera, en una entrevista este martes en Catalunya Ràdio, ha hecho un llamamiento al “autoconfinamiento” tal y como decretó este lunes en un documento firmado junto al responsable del departamento de Interior del Govern, Miquel Buch. Un texto que, admite, “no tiene validez jurídica pero esperamos que surja efecto”.

Vergés insiste en el confinamiento no sólo de las fronteras terrestres, como ha decretado el Gobierno, sino de las aéreas y portuarias. “Reducir los movimientos es importante, pero la solución es que la gente se quede en casa, no sólo cerrar fronteras”, afirma contradiciendo sus palabras. Una prueba de ello es que pese al confinamiento de la Cuenca de Òdena desde hace seis días, ya se han detectado casos fuera de los municipios aislados, por el contacto en semanas anteriores.

Personal sanitario

La centralización de competencias es la preocupación del Govern en esta crisis provocada por el coronavirus e insisten en que “nos parece que no es la solución”, sentencia la responsable de Salud. Aun así, defiende que se mantiene en contacto con el Ministerio de Sanidad y admite que es éste quien decide lo que se debe hacer para “frenar la curva de contagio”.

Vergés subraya la necesidad del confinamiento de todos los ciudadanos más allá de las excepciones y la voluntad de “proteger al personal sanitario al máximo”. Por ello ya pueden contar con profesionales ya jubilados y médicos que se encuentran acabando la especialización. Lamenta, como Antoni Trilla, responsable de epidemiología del Hospital Clínic, que no puedan realizar pruebas del coronavirus a todos los pacientes sospechosos de estar contagiados, pero advierte de que mantienen un “seguimiento a domicilio” de pacientes aislados en sus casas y esperan recibir cuanto antes el material necesario para poder controlando la epidemia.