Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La responsable del Grupo de Genética del Cáncer y miembro de la Unidad de Cáncer de Mama del VHIO, Judith Balmaña, es coautora del estudio / VH

Vall d'Hebron demuestra que un fármaco reduce las recaídas en mujeres que han tenido cáncer de mama

La aplicación de Olaparib tras los tratamientos convencionales consigue frenar de nuevo la enfermedad en un 40%

3 min

El Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha participado en un estudio que demuestra que el fármaco Olaparib, ya usado en cáncer de mama con metástasis y con una determinada alteración genética, también sirve para reducir el riesgo de recaída en pacientes diagnosticadas de un cáncer de mama precoz.

En el tratamiento del cáncer cada vez tienen más protagonismo las terapias dirigidas, enfocadas a una característica molecular específica del tumor que es clave para su invasión o división continua. Olaparib es uno de esos fármacos que, hasta el presente, se usa en cáncer de mama para casos de metástasis en pacientes con una alteración genética en BRCA1 o BRCA2. Sin embargo, los datos del estudio Olympia, publicado por The New England Journal of Medicine y cuyo primer autor es Andrew Tutt, del Institute of Cancer Research and Kings College London (UK), avalan ahora la ampliación del uso de este fármaco en pacientes diagnosticadas de un cáncer de mama precoz.

Reducción del 40%

En concreto, el estudio probó el medicamento en 1.836 pacientes portadoras de una mutación germinal en BRCA1 o BRCA2 con un cáncer de mama precoz y HER2 negativo, repartidas en dos grupos: a uno se le administró el fármaco y al otro placebo. Los investigadores observaron que aplicando Olaparib después del tratamiento convencional de quimioterapia, cirugía y radioterapia se logra una reducción superior al 40% de la recaída de este tipo de cáncer de mama, que puede llegar a ser agresivo.

El estudio en el que ha participado el VHIO, que forma parte del Campus Vall d'Hebron, ha sido posible "gracias a una alianza para llevar adelante un estudio clínico entre la academia y la industria farmacéutica en todo el mundo", señalan desde el centro barcelonés. "En el ámbito español el grupo cooperativo SOLTI y el grupo cooperativo GEICAM de investigación en cáncer de mama han participado como grupos académicos que pertenecen a BIG (Breast International Group) y conjuntamente han reclutado casi 122 pacientes, que representa un 10% del total".