Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Boixos Nois, los ultras del FC Barcelona, en una concentración prepartido / TWITTER

Los Boixos amenazan a Laporta y exigen un homenaje al homicida de la Vila Olímpica

Casuals, la sección más dura de los 'hooligans' culés, pide un minuto de silencio antes del Barça-Espanyol por Valentín Moreno, ejecutado a tiros en Sant Adrià

6 min

Los Boixos Nois han exigido a presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, un homenaje a Valentín Moreno, el autor del crimen de la Vila Olímpica, que fue ejecutado en Sant Adrià de Besòs la madrugada de ayer, como avanzó este medio. Debe ser, precisan, antes del Barça-Espanyol de esta noche. 

Los Casuals, la sección más radical de Boixos Nois, ha hecho llegar a Laporta que debe haber un minuto de silencio antes del derby catalán para honrar la memoria de Moreno, que era cercano a este grupo. Fuentes policiales indican que la petición de Boixos tiene un tono amenazante contra Laporta, y que ha llegado a orejas del dirigente azulgrana por intermediarios indirectos. Crónica Global ha preguntado a los Mossos d'Esquadra, que ha informado de que "no tiene constancia" de la exigencia ultra. La misma respuesta que ha dado el FC Barcelona, que ha contestado con un "sin comentarios" a la misma pregunta. 

"Como Sergio Soto"

¿Qué habrían pedido los Boixos, según otras fuentes policiales no oficiales conocedoras del asunto? Una repetición del homenaje oficial que hizo el Camp Nou a Sergio Soto, un radical de la hinchada barcelonesa que falleció en 1997. Su grupo pidió al entonces presidente, Josep Lluís Núñez, que hubiera un recuerdo institucional en forma de, también, minuto de silencio

El directivo y empresario de la construcción accedió, y el estadio azulgrana guardó relativo silencio durante un minuto. El tributo no se completó, pues el sector de hinchas de Unibarçataris y Sang Culé silbó a los que honraban a Soto, un aficionado con antecedentes penales. Los Boixos reaccionaron y acudieron a agredir a los otros fans dentro del Camp Nou, provocando varios heridos, incluido un apuñalado y otro con traumatismo, que fueron atendidos en el Hospital Clínic Barcelona, informó entonces Mundo Deportivo

"Seguridad reforzada"

¿Qué pasará hoy? Los Boixos han deslizado al entorno de Laporta que debe haber otro minuto de silencio antes del FC Barcelona-Espanyol de LaLiga, en este caso por Valentín Moreno, fallecido ayer tras ser tiroteado, como avanzó Metrópoli Abierta

Está por ver si la junta de Joan Laporta accederá. Por lo pronto, las directrices a seguridad privada y a los Mossos d'Esquadra --el jefe de seguridad es el mosso Ferran López--, que diseñan e implementan la seguridad en el coliseo culé, se centran en un "refuerzo adicional" de las plantillas ante la petición de Boixos. En otras palabras: la seguridad de esta noche en el Camp Nou, ya aumentada por tratarse de un derby, se incrementará aún más ante la posibilidad de incidentes, como en el homenaje a Soto en 1997. 

Ejecutado a tiros

Esa ha sido la primera reacción de la cúpula del Barça horas antes del FC Barcelona-Espanyol. La nueva escaramuza entre la junta y los Boixos Nois, que fueron expulsados del estadio, precisamente, en la primera época de Joan Laporta como presidente azulgrana (2003-2010), llega horas después de que un desconocido abatiera a Valentín Moreno a tiros en la calle Tarragona de Sant Adrià. 

Ocurrió la madrugada del viernes, y la policía local halló el cadáver horas después, por lo que una de las hipótesis es que se usara una pistola con silenciador. El vecino ingresó grave en el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, pero falleció horas después por el trauma craneal derivado del ataque. Tras ello, Mossos d'Esquadra reforzó la seguridad en Sant Adrià en previsión de posibles represalias, como explicó este medio

Bada Bing

El asesinato de Moreno, que investiga la policía catalana, ha culminado la vida de la víctima, un padre de 39 años que había sido condenado en 2000 como coautor del crimen de la Vila Olímpica, cuando un joven falleció tras una paliza a golpes en el litoral barcelonés. El reo salió de prisión en 2008, y en 2009 volvió a ser condenado por otra agresión, en este caso por motivos de xenofobia y a un jugador del equipo Rosario Central. 

El ataque ocurrió en el marco de un encuentro con Bada Bing, el equipo de balompié vinculado a, precisamente, los Casuals de Boixos Nois. Moreno regresó a la custodia, aunque en 2017 protagonizaría un tercer incidente violento en el Hospital del Mar de Barcelona, cuando se enfrentó a doce sanitarios y vigilantes de seguridad.