Menú Buscar

Tres detenidos por agredir a un vigilante de seguridad en un tren de Renfe de Barcelona

Los hechos tuvieron lugar este martes en el último convoy de la línea de Rodalies del Maresme a la altura de Premià de Mar

19.09.2018 12:25 h.
3 min

Los Mossos d’Esquadra detuvieron este miércoles de madrugada a tres jóvenes que habían agredido con arma blanca a los vigilantes de seguridad de un tren de Renfe que cubría la línea de la costa de Barcelona. El agente de seguridad privada se recupera de sus heridas, que son de carácter leve, aunque el suceso ha desatado las quejas de los trabajadores. 

Los hechos tuvieron lugar en el último convoy de la línea R1, sobre las 11.30 horas de la noche. Un grupo de jóvenes hacía botellón en un vagón. La música estaba a todo volumen y la actitud ebria del grupo de amigos propició las quejas de los viajeros, tal y como explican los testigos. Tras recibir el aviso, la pareja de vigilantes se personó en el lugar. 

Actuación de los Mossos

Iniciaron una discusión cuando el tren se paró en la estación de Premià de Mar. Se pidió a los jóvenes que se apearan del vehículo, hecho que provocó un enfrentamiento que fue a mayores. Fue en ese momento cuando sacaron una navaja y agredieron al empleado del ferrocarril. 

Los pasajeros avisaron a los Mossos, que se personaron rápidamente en la estación. Los portavoces del cuerpo de seguridad catalán explican que detuvieron a dos de los jóvenes mientras intentaban salir corriendo del tren y a un tercero que se había escondido en el lavabo. 

Disposición Judicial

En estos momentos, los detenidos están a la espera de pasar a disposición judicial. Permancen en la comisaría de Blanes.

ADN Sindical, la organización que defiende las reclamaciones de los vigilantes de seguridad privada, se queja de la falta de efectivos para hacer frente a situaciones de este tipo. Indican que cada vez es más frecuente tener que lidiar con grupos de jóvenes que hacen botellón en los trenes y que muestran actitudes abiertamente agresivas. Por todo ello, piden más agentes.

Suficiente seguridad 

Renfe, por su parte, ha informado que el vigilante agredido ya está trabajando con normalidad en su puesto habitual. Ha manifestado que estos incidentes no son exclusivos de Renfe y afirma que son “un problema social” que afecta a toda la sociedad.

En relación a la demanda de más efectivos realizada por los sindicatos de vigilantes, un portavoz de la compañía ha respondido que no habrá más agentes, y recuerda que ya refuerzan los dispositivos los fines de semana y los días claves.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información