¿Puede la tecnología ayudar a los refugiados?

El Sónar+D enseña su lado más humano y presenta soluciones tecnológicas para ayudar a personas en riesgo en zonas fronterizas

Los expertos en conflictos migratorios y tecnología en un debate del Sónar+D / CG
15.06.2018 00:00 h.
4 min

Crear un botón de emergencia para alertar de situaciones de alto riesgo, y que el mensaje llegue a la personas adecuadas incluso sin internet. Grabar documentales para generar concienciación o crear plataformas nuevas de comunicación. Cuatro expertos han presentado sus proyectos en el Sónar +D, que enseña su lado más humano al combinar tecnología y ayuda humanitaria con soluciones concretas.

Dos realizadores de documentales con experiencia en zonas fronterizas, un laboratorio que investiga la movilidad contemporánea, y una artista que investiga el lado político de internet y sus comunidades, explican cómo la tecnología puede ayudar en los procesos migratorios.

El 'smartphone' como herramienta

Una de las expertas que trae el festival en su área de tecnología es la periodista y realizadora Brigitte Scheffer, quien fue la productora de la serie ganadora de tres BAFTA Exodus: Our Journey to Europe, donde siguieron a refugiados de Siria y Afganistán.

Imagen de un documental sobre los refugiados / CG

Imagen de un documental sobre los refugiados / CG 

Brigitte explica que para realizar el documental viajó junto a su equipo por 17 países y proveía de smartphones a personas que iban a migrar. “A veces no sabíamos lo que pasaba con ellos porque se perdía la señal del GPS, o bien vendían su teléfono por dinero, era difícil saberlo”, comenta. Una de las historias de los refugiados que conservaron su smartphone consiguió visibilizar un importante conflicto.

El botón de emergencia

El proyecto tecnológico más tangible para ayudar a personas en riesgo --no sólo a refugiados-- es el de Efraín Foglia y Jordi Sala en su Mobilitylab. Una coproducción entre Barcelona y México que han llamado Boton y que tiene por objetivo enviar mensajes de alerta al destinatario indicado, incluso sin conexión a internet.

“Los bots son pequeños organismos cibernéticos que funcionan en nuestros sistemas de mensajería como Whatsapp o Telegram, son algoritmos que automatizan mensajes y son capaces de enviar señales, incluso sonoras, incluso sin internet”, detalla Efraín Foglia.

Prueba piloto en el Raval 

El proyecto Boton sirven para organizar equipos de trabajo para rescatar a personas en diferentes situaciones: un terremoto, una situación de acoso sexual, o incluso alertar de un desahucio. “Es una especie de alarma por un grupo de Telegram, y se pueden enviar mensajes a una determinada localización para avisar de algo”, detalla Foglia.

La tecnología de los bots para casos de “justicia social” ha comenzado a implementarse en la frontera de México y Estados Unidos, y hoy se realizan pruebas en el barrio del Raval de Barcelona, donde se intenta alertar de situaciones de violencias ocurridas en zonas próximas a los narcopisos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información