Menú Buscar
El cierre de iDental ha provocado que la sanidad haya sido el sector más denunciado por los usuarios en 2018 / PIXABAY

Estos son los sectores más denunciados por los consumidores

Sanidad, telecomunicaciones, banca, energía y transporte son los sectores que más reclamaciones recibieron durante 2018

19.02.2019 11:21 h.
5 min

¿Qué denuncian los consumidores? es el nombre del informe anual de Facua-Consumidores en Acción, que ha sido presentado recientemente y en el que se revela que los sectores de la sanidad, las telecomunicaciones y la banca fueron los más denunciados por los usuarios durante 2018.

“A lo largo del año pasado, los consumidores plantearon 58.919 consultas y reclamaciones en Facua y sus organizaciones territoriales. Nuestros equipos jurídicos abrieron 13.175 expedientes en defensa de nuestros asociados para reclamar la devolución de cantidades cobradas de forma irregular, el pago de indemnizaciones, la anulación de deudas incorrectas o el cumplimiento de ofertas publicitarias, obligaciones contractuales y legales, entre otras cuestiones”, señalan desde la organización, que añade a estas cifras las 45.744 consultas formuladas por los consumidores en las oficinas de las organizaciones territoriales, a través del teléfono y en su página web.

La sanidad, en el podio

Se trata de la primera vez en la historia que el sector de la sanidad ocupa el número uno del ranking de reclamaciones de Facua, algo en lo que el cierre de las clínicas odontológicas iDental tiene mucho que ver. Al igual que sucedió en 2017, el sector de las telecomunicaciones ocupa el segundo puesto, mientras que la banca (primero en la clasificación anterior) desciende hasta la tercera plaza.

De todas las reclamaciones efectuadas en 2018, el 27’4 % se enmarcó dentro del sector sanitario, la gran mayoría relacionada con las irregularidades y el cierre de las clínicas iDental. No en vano, 3.380 de las 3.605 denuncias iniciadas por la asociación derivadas de problemas en la sanidad pública y la privada corresponden a esta compañía. De hecho, “Facua está personada como acusación particular en la causa penal que se instruye en la Audiencia Nacional”, informan.

Fraude en las tarifas telefónicas

En cuanto a las compañías de telecomunicaciones, que aparecen en el listado por detrás del sector de la sanidad, el porcentaje de reclamaciones se sitúa en el 19’4 %. Las subidas fraudulentas de las tarifas aplicadas por las principales empresas es el principal motivo por el que los usuarios se deciden a denunciar, pero también los incumplimientos de ofertas comerciales, los envíos de facturas después de que los clientes hubieran solicitado la baja del servicio y las amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia. Otras razones de las quejas de los consumidores son el cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta.

La cláusula suelo y la imposición a los clientes del pago de todos los gastos de la formalización de la hipoteca, así como las comisiones abusivas, marcaron las denuncias realizadas a través de Facua contra bancos y entidades financieras durante el año pasado. En total se iniciaron 2.121 reclamaciones en 2018 (16’1% del total), ocupando de esta forma el tercer lugar de la clasificación tras la sanidad y las telecomunicaciones.

 Luz y gas

Ya fuera del podio se sitúa el sector energético, con las compañías de gas y electricidad acaparando el 5’9 % de las reclamaciones. Éstas están motivadas principalmente por las irregularidades en las facturas y los fraudes en la contratación. No hay que olvidar que en octubre de 2018 el Gobierno prohibió las visitas de comerciales puerta a puerta, “cuyos engaños han provocado multitud de altas en tarifas del mercado libre que han inflado los recibos de los afectados”.

El top 5 de denuncias de los consumidores lo completa el sector del transporte, con un porcentaje de reclamaciones que se situó en el 5’8 % del total. La palma se la llevan las compañías aéreas, sobre todo debido a los incumplimientos de sus obligaciones de abonar compensaciones económicas y pagar la comida, hoteles y el resto de gastos que sufren los pasajeros afectados por cancelaciones y grandes retrasos de los vuelos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información