Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asistentes a la primera jornada del Salón de la Enseñanza en Fira de Barcelona / LAIA CALAF (CG)

El Salón de la Enseñanza recupera la normalidad en su primera edición post-Covid pese a la huelga

Las notas de corte y las becas son las dudas que más se han repetido en el primer día de la feria educativa, que ha vuelto presencialmente a Fira de Barcelona tras dos años de parón por la pandemia

8 min

El Salón de la Enseñanza ha abierto las puertas de su 31ª edición en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, que lo acoge de forma presencial hasta el domingo 20 de marzo. Tras dos años de parón por la pandemia del Covid-19, ha recuperado la normalidad con la esperanza de superar los 70.000 visitantes de 2019, el último que se celebró. La feria ha arrancado con una primera jornada multitudinaria y sin incidentes, a pesar de la tensión que se ha vivido este mediodía a las puertas del recinto por parte de los asistentes a la huelga educativa.

“Normalmente el miércoles es el día más flojo del salón, por lo que nos ha sorprendido gratamente la gran cantidad de afluencia que hemos tenido desde primera hora de la mañana”, ha expresado a Crónica Global la jefa del servicio de comunicación de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Ana Rosa Cánovas. Esta sensación la comparte el responsable del mismo departamento de la Universidad Ramon Llull (URL), Carles Targa, que sostiene que “se nota que tanto los visitantes como los expositores tenían muchas ganas de volver a acudir”.

Tensión en la entrada por la huelga

Además de la necesidad y las ganas de recuperar la presencialidad, creen que la huelga convocada para hoy también ha podido influir en la asistencia. “Hemos notado mucha más gente que en el primer día de las ediciones anteriores, algo que creemos que se puede deber a que muchos estudiantes han aprovechado la huelga educativa para visitar el salón”, ha argumentado a este medio Vicenç Cervelló, jefe de captación de futuros estudiantes de la Universidad de Barcelona (UB).

De hecho, la manifestación ha terminado en la entrada del recinto, donde se han vivido momentos de tensión por parte de unos profesores que afirman estar “hartos de las imposiciones” del conseller Josep Gonzàlez-Cambray. Unas 300 personas han intentado derribar las vallas de la Fira para acceder al salón mientras coreaban consignas como “Somos docentes, no delincuentes”, un hecho que ha provocado la creación de un cordón policial de los Mossos d’Esquadra por si lograban su objetivo.

Pocos cambios por el Covid

La edición de este año cuenta con su mayor oferta formativa en más de 200 expositores y un millar de actividades, con el foco puesto en ofrecer una orientación individualizada a los estudiantes. El ambiente recuerda a cualquier edición anterior al Covid, aunque algunos centros han optado por tomar sus propias medidas para velar por la seguridad de todos.

El stand de la UPC es de los pocos que ha puesto pantallas de protección, además de reducir el equipo de informadores: “A los profesores les gusta venir para ayudar a explicar, pero este año solo están los estudiantes voluntarios”. La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) también ha limitado los informadores: “Antes de la pandemia veníamos dos o tres docentes de cada rama, pero en esta ocasión solo estamos uno”, cuenta Ezequiel Ramón, profesor de Periodismo.

El 'stand' de la UPC en el Salón de la Enseñanza, con pantallas de protección por el Covid / LAIA CALAF (CG)
El 'stand' de la UPC en el Salón de la Enseñanza, con pantallas de protección por el Covid / LAIA CALAF (CG)

Notas de corte y becas

Una de las dudas que más se ha repetido durante este primer día han sido las notas de corte: “Han subido mucho últimamente, algo que algunos expertos atribuyen a una mayor natalidad, por lo que muchos jóvenes nos piden consejos para subirla o sobre qué alternativas tienen si no la consiguen”, cuenta Cervelló (UB). Desde la Universidad Pompeu Fabra, cuyas notas de corte suelen ser las más elevadas por la alta demanda, comparten la misma sensación: “Los estudiantes de los dos últimos años han tenido mejores notas de bachillerato, por lo que han subido aún más”.

Por su parte, la UPC ha destacado una mayor demanda de información acerca de las becas y ayudas: “Quieren saber cómo funcionan y cómo se deben pedir, algo que nos han consultado mucho más que en ediciones anteriores”.

Los grados más demandados

El stand de la Universidad de Barcelona ha sido uno de los que mayor número de consultas ha atendido durante la jornada, aunque los grados que han despertado mayor interés entre los jóvenes han sido los de Economía, Derecho, Medicina, Farmacia y Nutrición. Desde la UPF también destacan el de Economía y Medicina, aunque se le suman los grados del área de la Comunicación.

En cuanto a la UPC, donde se ofrecen grados más tecnológicos, han generado un mayor interés los estudios de Tecnología Aeroespacial, Arquitectura e Ingenierías Industriales; mientras que en la URL ha destacado el de Biotecnología, además del de Derecho, Ciencias Biomédicas, Ingeniería de la Salud y el triple grado en Filosofía, Economía y Política, entre otros.

La mayoría de asistentes, de excursión

La mayoría de los asistentes de este primer día de la feria lo han hecho junto a sus compañeros como parte de una excursión organizada por sus institutos. Es el caso de Gisela y Miquel, que cursan 2º de Bachillerato: “Creemos que es una buena manera de resolver dudas para terminar de decidir entre las distintas opciones que barajamos, pero seguramente no habríamos venido si no hubiera sido con el colegio”, confiesan.

Otros ya tienen la decisión tomada, como Marc, que quiere estudiar Criminología, pero ha acudido junto al resto de sus compañeros de clase para recibir asesoramiento y decidirse por una universidad. El Salón de la Enseñanza todavía se alargará otros cuatro días y el fin de semana coincidirá con Futura, el evento dedicado a los másteres y posgrados, en los que prevén sumar más de 420 horas de atención a alumnos y superar la afluencia de los años anteriores a la pandemia, recuperando así la plena normalidad.