Menú Buscar
Un paciente en un hospital, para ilustrar el debate sobre la eutanasia / EFE

El debate sobre la eutanasia entra en campaña: ¿se debe regular?

Defensores de la sanidad pública urgen a despenalizar la muerte digna después de que Ángel Hernández ayudase a su mujer a quitarse la vida

05.04.2019 14:50 h.
6 min

Tras el suicidio asistido de María José Carrasco, enferma terminal, con la ayuda de su marido, Ángel Hernández, y la detención y posterior puesta en libertad de éste en Madrid, se ha reabierto el debate sobre la despenalización de la eutanasia en España.

Marciano Sánchez, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, explica a Crónica Global la necesidad de regular este procedimiento para acabar con el sufrimiento de “personas que se encuentran en una situación lamentable”. “En países como Bélgica y Holanda se ha instaurado y es una comisión de expertos la que dictamina lo que se debe hacer, teniendo en cuenta las facultades mentales del paciente”, explica.

En el caso del primero, también existe una normativa sobre las personas incapacitadas para tomar una decisión e incluso sobre los menores de edad, explica Sánchez, una cuestión mucho más sensible. Por el momento, el portavoz de la federación aboga por regular aquellos casos en que las personas son plenamente conscientes o de que aquellos que han elaborado un testamento vital para, más adelante, abordar una legislación más ambiciosa que recoja otros supuestos.

Oposición de la Iglesia

Este viernes, el secretario de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ha rechazado la posibilidad de abordar la legalización de la muerte digna. “La muerte provocada no es la solución a los conflictos”, ha manifestado. Un posicionamiento que rechazan desde la federación de sanitarios ya que consideran que “resulta intolerable que alguien intente imponer sus creencias al resto de la ciudadanía”.

Por su parte, desde la organización Derecho a Morir Dignamente instan a los partidos políticos a abordar la despenalización de la eutanasia y a regular su uso cuanto antes. Cabe recordar que PP y Cs han impedido este debate, al bloquear en el Congreso la tramitación de la iniciativa con su mayoría parlamentaria.

La entidad sostiene que es “una anomalía democrática que --esta práctica-- siga castigada por el Código Penal”, y recuerda que en ninguna otra cuestión existe tanta diferencia entre lo que opina la ciudadanía y lo que recogen las leyes.

Fiscales progresistas, a favor

La Unión Progresista de Fiscales también se posiciona a favor de regular la muerte digna, motivo por el que instan al Ejecutivo que surja tras los comicios del 28A a despenalizar las “conductas eutanásicas” y a elaborar una ley para regular el suicidio asistido, ya que, consideran, “el poder legislativo no puede seguir ignorando la voluntad popular soberana”.

"Tantas veces como se le ha preguntado, la sociedad española, sin restricción de edad, credos ni adscripción política, ha manifestado de forma abrumadoramente mayoritaria su voluntad de que se regule legalmente la eutanasia", han manifestado a través de un comunicado.

La eutanasia en Europa

El año pasado Portugal rechazó despenalizar la eutanasia, sin embargo el suicidio asistido es legal en Holanda, Bélgica y Luxemburgo. El país de los tulipanes fue el primero en legalizar esta práctica, con una ley que entró en vigor en 2002 y que eximió de responsabilidad penal a los médicos que practicasen el suicidio asistido bajo el supuesto de que el paciente lo decidiera de manera libre y se encontrase en una situación de un sufrimiento insoportable sin perspectivas de mejora.

Fuera de Europa, Canadá y Colombia permiten la práctica de la eutanasia activa, procedimiento mediante el cual un médico pone fin a la vida de un paciente a petición de este. Otros países rechazan este método, pero sí permiten el sucidio asistido, en el que un facultativo facilita la sustancia necesaria para que el enfermo la ingiera y pueda acabar con su vida; algo que sucede en Alemania y Suiza. 

"Ayudar a gente en la misma situación"

Hernández ha explicado que, tras ayudar a morir a su mujer enferma terminal, desea que su caso pueda servir para "ayudar a gente que está en la misma situación". Tras abandonar la prisión este jueves, explicó que no sabe si puede convertirse en un "referente" para los que claman por este derecho en España, pero lo que verdaderamente le importa es que el final de su esposa puede ser útil para otras personas. 

Una cuestión que ha pasado a formar parte de la agenda política, después de que Pedro Sánchez hiciese referencia este jueves al caso del matrimonio para recordar el bloque parlamentario de PP y Cs contra el suicidio asistido. De momento, Ángel ya ha conseguido una pequeña victoria: que la eutanasia sea motivo de debate durante la precampaña electoral

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información