Menú Buscar
Primer corazón imprimido en 3D con tejido humano / ADVANCED SCIENCE

Imprimen el primer corazón con tejido humano en 3D

Los investigadores esperan poder utilizar esta tecnología para reemplazar órganos en el futuro

16.04.2019 17:13 h. Actualizado: 17.04.2019 00:19 h.
3 min

Por primera vez, un equipo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv (Israel) ha creado un corazón con vasos sanguíneos, ventrículos y cámaras con la ayuda de una impresora 3D. Para ello, han utilizado las propias células y materiales biológicos del paciente y han logrado imprimir un órgano muy similar al de un conejo, solo que con tejido humano.

Anteriormente se había conseguido imprimir la estructura de un corazón en 3D, pero no con células y venas. Tal Dvir, el autor principal de la investigación, ha explicado que “los resultados demuestran el potencial de nuestro enfoque para la ingeniería de tejidos personalizados y el reemplazo de órganos en el futuro”.

La investigación

Para imprimir este órgano, tomaron una biopsia de tejido grado de los pacientes. A continuación, mientras las células se transformaban en células madre pluripotentes, la matriz extracelular se procesó en un hidrogel personalizado que usarían como “tinta” de impresión.

A partir de las células cardíacas o endoteliales que se habían diferenciado al mezclarse con el hidrogel, se pudieron crear parches cardíacos específicos para el paciente, que serían compatibles con su sistema inmunológico. Según Dvir, el uso de materiales “nativos” ha resultado esencial para el éxito, ya que "la biocompatibilidad de los materiales de ingeniería es crucial para eliminar el riesgo de rechazo del implante”.

Cultivo de corazones

A partir de ahora, el equipo de investigadores planea cultivar los corazones impresos en el laboratorio y “enseñarles a comportarse” y a bombear de forma correcta. Después, tienen la intención de trasplantar estos órganos en modelos animales.

"Necesitamos desarrollar más este corazón impreso. Las células necesitan formar una capacidad de bombeo. Actualmente pueden contraerse, pero necesitamos que trabajen juntas. Nuestra esperanza es que tengamos éxito y probemos la eficacia y utilidad de nuestro método" ha concluido Dvir.