Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El sargento de los Mossos Lluís Escolà (i) ejerció de escolta de Carles Puigdemont tras su fuga / EFE

Piden tres años de cárcel para dos mossos que acompañaban a Puigdemont en Alemania

Fiscalía acusa a los policías de evitar la captura del 'expresident' tras la orden de arresto que emitió el Tribunal Supremo

3 min

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido tres años de cárcel por un delito de encubrimiento para los dos agentes de Mossos d'Esquadra que viajaban con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en el mismo vehículo cuando fue detenido en Alemania en marzo de 2018.

Según ha adelantado El Mundo, la Fiscalía, además de la pena de prisión, pide también tres años de inhabilitación especial para los dos policías. El Ministerio Público los acusa de ayudar al expresident a evitar su captura hasta que fue detenido en Alemania en virtud de una orden del Tribunal Supremo en relación con el procés.

Dos acompañantes de Puigdemont

En esta causa también fueron investigados otros dos acompañantes de Puigdemont ese día, el empresario y senador Josep María Matamala y el historiador Josep Lluís Alay, si bien el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón decretó finalmente el sobreseimiento para ellos por falta de pruebas.

Los hechos se remontan al 25 de marzo de 2018, cuando Puigdemont --que vivía en Bélgica y llevaba cinco meses huido de España-- fue arrestado en la ciudad germana de Jegel después de que el juez del Supremo Pablo Llarena reactivase la euroorden contra él por un delito de rebelión.

Encubrimiento

Los indicios del delito de encubrimiento se fundamentan, según el auto de procesamiento, en que ambos tenían "pleno conocimiento" de esta orden y, aún así y "pese a su condición de funcionarios de la Policía", le ayudaron a intentar sustraerse de la Justicia. Los dos mossos habían viajado a Waterloo (Bélgica) el 19 de marzo, en sus días de permiso, y el 23, una persona que no ha sido identificada --según indica el auto de procesamiento-- les pidió "que recogiesen a Puigdemont", por lo que salieron en coche hasta Estocolmo, donde se encontraron con él.

A los pocos kilómetros de cruzar la frontera de Dinamarca con Alemania fueron identificados por la Policía de ese último país y el expresidente del Govern fue detenido. Pese a ello, logró tiempo después zafarse de la justicia alemana y regresó a Bélgica, donde permanece huido y pendiente de la tramitación del suplicatorio que ha sido solicitado al Parlamento europeo tras haber obtenido la condición de eurodiputado, lo que ha paralizado las gestiones para conseguir su entrega a España.

Destacadas en Vida