Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las Ramblas de Barcelona con todos sus comercios cerrados / EP

La pandemia se llevará por delante uno de cada tres comercios de Barcelona

El 35% de los establecimientos dependientes del sector turístico no reabrirá sus negocios una vez superado el coronavirus

2 min

La asociación de ejes comerciales turísticos Barcelona Oberta, que aglutina a las 20 principales zonas turísticas de la ciudad, ha realizado una encuesta a sus asociados para conocer la situación en la que se encuentran y la perspectiva de continuidad tras la pandemia, en la que uno de cada tres negocios ha afirmado que no volverán a abrir sus puertas.

Según han reflejado los resultados del estudio, el 35% de los comercios y restaurantes no reabrirán sus establecimientos, ya que no podrán superar la actual crisis generada por el coronavirus, mientras otro 37% se ha mostrado convencido de poder superar esta situación. El resto, un 28%, se encuentra en un punto medio, lo que no augura un futuro esperanzador.

80% de negocios con un ERTE

​En un comunicado este martes, Barcelona Oberta ha explicado que el 79,2% de los empresarios ha aplicado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor, y que ha sido aprobado en un 93,5% de los casos.

Entre los problemas a los que se enfrentan estos establecimientos está el elevado precio de los alquileres ya que, para el 37% de los encuestados, representa más del 15% de las ventas; para el 27%, se sitúa entre el 10 y el 15% de las ventas; y, para un 26%, supone menos del 10%.

Desconento con las ayudas al sector

Barcelona Oberta, junto con otras organizaciones, sigue reclamando "medidas reales de ayuda al comercio local" de cara a la futura reactivación económica".  Más del 75 % de los comerciantes han valorado como "desfavorables" las acciones que han tomado las administraciones --tanto la local como la Generalitat y el Gobierno--.

Consideran que las medidas para ayudar al sector que se tendrían que haber tomado son ayudas económicas y subsidios directos, la supresión de impuestos y tasas, la legislación de moratorias, reducciones de alquiler e hipotecas de locales de negocio.