Menú Buscar
Imagen del sobreático okupado que se quemó por completo en el barrio del Raval de Barcelona el martes / CG

Arde en Barcelona un piso okupado de menudeo de droga

La vivienda del Raval, tomada a la fuerza desde hacía ocho meses, se calcinó por completo, alarmando a los vecinos que viven en la misma escalera

22.08.2018 12:12 h.
3 min

Arde en Barcelona un piso vinculado al menudeo de droga. La vivienda, situada en el barrio del Raval de Barcelona y okupada desde diciembre de 2017, se calcinó por completo ayer martes, 22 de agosto, alarmando a los vecinos que viven en la misma escalera.

Según han explicado residentes del número 96 de la calle Sant Pau de la Ciudad Condal, la deflagración del presunto narcopiso se produjo ayer sobre las 19:00 horas de la tarde por causas que aún se desconocen. Acudieron al lugar de los hechos unidades de Bomberos del Ayuntamiento de Barcelona, que pudieron sofocar las llamas con relativa rapidez. "Suerte que ocurrió de día y una vecina vio humo y dio la alerta. Si hubiese sido de noche las consecuencias podrían haber sido mucho peores", han agregado las mismas fuentes.

Devastado

El resultado del incendio, por ahora, es que el sobreático okupado ha quedado completamente devastado. No es que antes estuviera en mejores condiciones. "Era el antiguo espacio propiedad de la portera del inmueble. Fue tomado por los ocupantes en diciembre, pese a que a allí no se podía vivir, ya que no había espacio suficiente y no tenía cédula de habitabilidad", han señalado vecinos de la finca. La denuncia contra la usurpación --el espacio es propiedad de la comunidad-- se interpuso el 14 de diciembre.

Los residentes han recordado que aunque la culpa de okupar el piso fue de los que lo tomaron, la "responsabilidad de que no ocurra sí es de la administración". En este sentido, han recordado el Barcelona en Comú (BComú) ganó las elecciones "prometiendo políticas sociales y mejoras para la ciudadanía, pero en casos como éste no se perciben".

Fracaso con los 'narcopisos'

En efecto, los narcopisos son una de las crisis de ciudad que ha tenido que afrontar el Ejecutivo local de Ada Colau, sin demasiado éxito aparente, a tenor de las quejas ciudadanas. Preguntada por la cuestión, la portavoz adjunta de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Marilén Barceló ha subrayado que "una vez más la dejadez del gobierno de [Ada] Colau afecta a los vecinos de Ciutat Vella, que día tras día sufren la gestión ineficaz de un gobierno que está más pendiente de fotos y titulares que de gestionar la ciudad".

La electa ha abundado que "la permisividad de Colau con la okupación ilegal tiene consecuencias. Se ha incendiado un piso ocupado ilegalmente cuando los propietarios lo habían denunciado". Barceló ha remachado que "no se puede ser cómplice de los que se saltan las leyes. Ante la okupación ilegal se ha de actuar de manera inmediata y con contundencia para evitar situaciones de riesgo".