Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entrada al hospital de la mujer del recinto hospitalario Vall d'Hebron de Barcelona / HOSPITAL VALL D'HEBRON

Más de la mitad de las embarazadas sufrieron ansiedad durante el confinamiento

Un estudio del Hospital Vall d’Hebron analiza el estado de la salud mental durante la cuarentena

3 min

Las embarazadas sufrieron más ansiedad y depresión durante el confinamiento total de 2020, según el estudio publicado este viernes por el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. La cuarentena impuesta por el aumento de contagios de Covid-19 en marzo del año pasado impactó en la salud mental de la población en general, siendo más severa en las mujeres en gestación.

Durante el aislamiento obligatorio por el Covid a partir de marzo de 2020, un 38% de las embarazadas tenía síntomas de depresión y un 59% de ansiedad. El porcentaje en ambos casos es mucho más elevado que en la población general. Así lo demuestra el informa del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) publicado en la revista Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica.

Impacto negativo de la primera ola

En el estudio participaron 204 mujeres embarazadas durante sus visitas al Hospital Vall d’Hebron entre el 27 de marzo y el 4 de mayo de 2020, es decir, durante el confinamiento en la primera ola de la pandemia. Las mujeres respondieron unos cuestionarios que permitieron a los investigadores medir sus niveles de depresión y ansiedad y su apoyo social (interacciones sociales, así como apoyo emocional y afectivo).

Durante la cuarentena total de la primera ola del coronavirus, encontraron que un 38% de las embarazadas tenía síntomas de depresión y un 59% de ansiedad, mientras que otros estudios llevados a cabo durante ese periodo han demostrado que en la población general estas cifras son del 18,7% y del 21,6%, respectivamente. Los investigadores observaron, por lo tanto, que el impacto emocional negativo durante el confinamiento es más grave en el caso de las embarazadas.

Mejorar la salud

“Conocer estos factores nos ayuda a tenerlos en cuenta en el futuro y desarrollar estrategias para mejorar el estado de salud de las pacientes más precozmente”, explica la Dra. Maia Brik, especialista del Servicio de Obstetricia e investigadora del grupo de investigación en Medicina Materna y Fetal del VHIR. En este proceso de mejora de la salud durante la gestación, el estudio ha identificado que los síntomas de ansiedad y depresión durante la cuarentena eran más frecuentes en el primer y segundo trimestre del embarazo.

La falta de apoyo social durante la gestación es otro de los puntos a mejorar y que repercute directamente sobre la salud mental de las embarazadas. Esta ayuda podría consistir en facilitar la intervención de trabajo social, para facilitar el acceso a ayudas económicas y a recursos sociales para la maternidad. Puntos de mejora que ha desvelado el estudio del Hospital Vall d’Hebron este viernes.