Menú Buscar
Imagen de archivo del quirófano de un hospital. Las listas de espera repuntan pese al plan de choque / EFE

La lista de espera quirúrgica repunta en Cataluña pese al plan de choque

El número de personas que esperaban una operación en la sanidad pública rebasó la barrera de las 167.000 en enero

10.03.2018 00:00 h.
6 min

Las listas de esperas repuntan en Cataluña. El número de personas que esperaban una operación en la sanidad pública catalana rebasó la barrera de las 167.000 en enero, según los últimos datos disponibles de la Consejería de Salud. La cifra significa un ligero crecimiento del 2% respecto a diciembre (163.809 pacientes) y romper con la tendencia a la baja que Salud consiguió con el plan de choque contra las demoras sanitarias aprobado en 2017.

Según la información que figura en el portal de datos abiertos del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), las demoras quirúrgicas en el sistema público se incrementaron ligeramente en enero. Si la lista de espera general se quedó en 167.216 pacientes, el recuento de enfermos que esperaban una operación con tiempo de referencia (no garantizado) pasó de 132.853 personas en diciembre a 135.193 en enero (+1,76%). El tiempo medio que aguarda un paciente catalán para entrar en quirófano no se movió: 144 días. Además del ligero crecimiento intermensual, la peor nota de la lista de espera también es año a año. Según Salud, en diciembre de 2016 había 164.828 personas esperando una operación en Cataluña. Un año y un mes después y tras la intervención de urgencia de 45 millones de la consejería, la cifra de pacientes se ha incrementado el 1,45%.

Pruebas diagnósticas, también

Siempre según los datos de Salud, el número de pacientes que esperaban una prueba diagnóstica era de 111.132 en enero, el 5,26% más que en diciembre, cuando la suma totalizaba 105.290 usuarios. El tiempo medio de espera era de 50 días. Por el contrario, los resultados en las consultas externas sí mejoraron al cambiar el año. Hasta 402.420 personas aguardaban su visita al especialista en enero, un descenso del 4,82% respecto al mes anterior, con una espera media de 119 días.

Preguntado por la cuestión, el equipo de prensa de la Consejería de Salud no ha respondido si el empeoramiento de la lista de espera quirúrgica y de pruebas diagnósticas se puede atribuir a una cuestión de calendario y programación hospitalaria al cambiar de año o si, de lo contrario, hay otros factores explicativos.

"Siguen siendo malas"

Sí han querido aportar su versión los sindicatos. "No vamos bien. Los datos de principio de año son malos, y el global de las listas de espera sanitarias en Cataluña suma más de 600.000 personas, una cifra que conocemos bien porque lleva años repitiéndose", ha lamentado una portavoz de CCOO.

Según la activista, a las buenas intenciones y a la mayor actividad quirúrgica --que admiten que sí se está realizando--, en los hospitales catalanes no ayuda que los presupuestos de la Generalitat de Cataluña estén prorrogados. "Hay que pagar esas operaciones de tarde extra. El incremento de personal y demás. Pero la falta de gobierno y por ende, de presupuesto, no ayuda", ha agregado.

"Problemas financieros"

Desde UGT admiten que el plan de listas de espera de la consejería "ha significado más contratación de médicos, ha crecido la ratio de facultativos por especialidad y paciente". Con este personal y el uso de infraestructura, básicamente quirófanos de tarde, el departamento que dirige David Elvira, director del CatSalut, "está recortando las demoras poco a poco".

¿Qué problema hay? "El presupuesto. Las gerencias territoriales del Instituto Catalán de Salud (ICS) han aumentado actividad como ordenó el CatSalut, pero el organismo no está pagando. Ello significa que algunas regiones han acabado el año con déficit", alertan. "Si la actividad sube, los fondos asignados a los hospitales también deben subir. De lo contrario, Salud culpará a las gerencias de un plan de reducción que ellos mismos idearon", ha remachado la misma fuente.

"Orden de agilizar, pero sin dinero"

Siguiendo este argumento, desde Usoc recuerdan que "si no hay presupuesto, tanto las gerencias del ICS como los consorcios generarán déficit. Y el déficit se pagará con deuda, que, a su vez, generará intereses". "Debería de haber un Govern en Cataluña para diseñar un presupuesto que permitiera a la consejería asignar recursos a agilizar las listas de espera. Más que nada porque esa es la orden del CatSalut: drenar enfermos", ha añadido un portavoz.

¿Se han reducido las demoras? "Ligeramente. Por poner un ejemplo, la espera media en la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) es de cuatro meses, cuando antes oscilaba entre los cuatro y los cinco meses. Pero los recursos son los que son y ampliar las horas de actividad quirúrgica requiere contratar a más profesionales".