Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Audiencia Provincial de Tarragona, donde el jurado popular ha declarado culpables a dos mujeres acusadas de la muerte de un recién nacido / MAPS

El jurado declara culpables a las dos mujeres acusadas de la muerte de un recién nacido en Tarragona

Los miembros consideran probado que la madre y la abuela de la criatura cometieron un delito de asesinato contra el neonato

3 min

El jurado popular ha declarado culpables a las dos mujeres, madre e hija, acusadas de la muerte violenta de una recién nacida en Tarragona. Siete de los miembros, frente a dos, consideran probado el delito de asesinato al arrojar al bebé en un contenedor del barrio de Torreforta en marzo de 2020. Así lo comunicaron ayer, martes, tras dos días de deliberación.

No obstante, el jurado ha valorado como atenuante el miedo insuperable que alegó la madre del bebé, que tenía 18 años cuando dio a luz, por “la angustia y el temor” que tenía hacia su padre, al que le ocultó que estaba embarazada.

Lo dejaron en un contenedor

El jurado considera probado que tras dar a luz sola en su habitación, la joven dejó al bebé recién nacido dentro de un armario entre las cinco de la madrugada y las diez de la mañana, donde fue descubierta por la abuela, también procesada. De hecho, los miembros del jurado consideran que fue esta quien envolvió al bebé en una manta, lo metió en una caja de cartón y lo dejó en un contenedor “bastante concurrido” de la calle Tortosa, donde vivían.

El jurado mantiene, por ocho votos frente a uno, que la madre de la niña optaba por entregar a la recién nacida a los Mossos o al CAP, pero que no finalmente no hizo nada por evitar el abandono, porque ambas “pretendían acabar con la vida” del neonato.

La Fiscalía rebaja la pena

Aunque inicialmente la Fiscalía solicitaba la prisión permanente revisable para ambas, la madre y la abuela del bebé, tras la decisión del jurado ha anunciado que solicitará –teniendo en cuenta la atenuante de miedo insuperable-- para las dos acusadas una pena de 18 años de prisión por un delito de asesinato a una menor de 16 años. También impone el pago de una indemnización en concepto de responsabilidad civil de 15.000 euros «a los familiares directos».

Las defensas piden una pena de 12 años y seis meses de cárcel si el delito se rebaja en un grado, y de 9 años y cuatro meses si se rebaja en dos. Sin embargo, el abogado de la abuela de la criatura ha pedido la absolución de su clienta.