Menú Buscar
Abogado solucionando dudas relacionadas con una herencia en Cataluña / PIXABAY

¿Qué información se debe conocer antes de aceptar una herencia en Cataluña?

El testamento, el beneficio de inventario o la legítima son algunos de los aspectos que no hay que pasar por alto cuando se heredan bienes de un fallecido

5 min

Perder a un familiar o a un ser querido nunca es plato de buen gusto para nadie. Pero son las personas más allegadas al fallecido las que peor lo pasan. No sólo por la pérdida, sino también porque tienen que realizar una serie de trámites en los momentos previos a la muerte. Uno de los temas más peliagudos es la herencia, todos aquellos bienes que el fallecido quiere transmitir en forma de legado una vez finalice su vida.

Recibir una herencia no es un asunto sencillo. Se antoja vital conocer de antemano una serie de datos para evitar posibles problemas. Los abogados que conforman el despacho Pagès Advocats de Barcelona, expertos en derecho de familia, se ha encontrado con numerosas personas que contactan con ellos para solventar sus dudas relacionadas con una herencia, por lo que han decidido informar a todo el mundo sobre algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta antes de aceptar una herencia en Cataluña.

Recomendaciones para aceptar una herencia

Otorgar testamento ante notario es una de las primeras recomendaciones que ofrece el despacho de abogados barcelonés. De esta forma, explican, “se podrá designar quiénes y qué bienes heredarán, si han de haber usufructuarios, fideicomisarios y albaceas, y establecer condiciones. El testamento puede modificarse en cualquier momento y siempre será válido el último que se realice. Además, si los hijos tienen una incapacidad judicial, los padres pueden realizar testamento en nombre de su hijo”.

Otro consejo que ofrecen desde Pagès Advocats es hacer beneficio de inventario, una fórmula para aceptar una herencia que consiste en que si las deudas (ya sean de Hacienda o de acreedores) son importantes, se puede rechazar la herencia a posteriori o asumir las deudas hasta donde alcancen los bienes hereditarios, “ya que si se efectúa la aceptación simple de la herencia en la Ciudad Condal, la responsabilidad por las deudas puede afectar a los propios bienes particulares del heredero”.

Impuestos derivados de una herencia

La legítima es otra de las cosas que hay que tener en cuenta antes de aceptar una herencia. Se trata de la parte que los hijos que no han sido designados como herederos tiene derecho a recibir (en Cataluña esta legítima es la cuarta parte de la herencia). “También se puede privar a los hijos por causa justa si no han tenido relación manifiesta con los padres, aunque para ello es necesario hacer mención expresa de tal hecho en el testamento”, señalan.

La tributación es otro de los aspectos importantes en los temas relacionados con las herencias en Cataluña. Y es que una herencia genera el llamado Impuesto de Sucesiones, cuya gestión corresponde a las comunidades autónomas, aunque existen exenciones si el bien a heredar es la vivienda familiar, si es mayor de setenta años o si el heredero es una persona discapacitada.

La importancia de estar bien asesorado

A la vista de estas disposiciones, se antoja “muy necesario” estar bien asesorado en este aspecto, tal y como detallan desde el despacho. “Acudir a un abogado experto en derecho de familia y herencias se torna fundamental en la mayoría de casos, ya que con la actual legislación el abogado no sólo hará cumplir las disposiciones legales sucesorias, sino que puede actuar como mediador entre los herederos. Y, además, puede asesorar fiscalmente para evitar caer en cargos excesivos o innecesarios superiores al valor de los bienes heredados”.

A esto hay que añadirle que un abogado de familia siempre incluye en sus precios varias tasas como podría ser la de procuradores en Barcelona (para las herencias en Cataluña), “aunque según la filiación de los afectados bien podrían ser necesarios abogados procuradores de otras provincias”, concluyen los expertos del despacho de abogados de Barcelona.