Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero de Educación Josep Bargalló presenta el plan para la vuelta a la escuela / EP

La Generalitat admite que habrá contagios en la vuelta al cole porque "el riesgo cero no existe"

Los alumnos que se contagien serán aislados de forma inmediata, al igual que sus compañeros, aunque la escuela solo se cerrará si se dan al menos dos positivos

5 min

El consejero de Educación, Josep Bargalló, ha detallado este jueves el plan para garantizar una vuelta al cole segura en septiembre. El Govern ha reconocido que el curso 2020-2021 tendrá unas "características extraordinarias" tanto por la evolución de la pandemia como por la forma en que terminó el anterior año académico.

El documento de Educación, elaborado conjuntamente con el departamento de Salud y el Procicat, presenta un protocolo para afrontar los contagios de Covid-19 en las escuelas. El plan recoge las pautas de actuación ante el positivo de un alumno, así como las facilidades para que los centros afronten la nueva situación.

 

 

Josep Bargalló durante la rueda de prensa / YOUTUBE

"El riesgo cero no existe"

Josep González-Cambray, director general de centros públicos de la Generalitat, ha alertado que "el riesgo cero no existe". En este sentido, el gestor ha subrayado la importancia de la detección precoz: "Debemos procedimentar de forma clara cuál debe ser la actuación de cada integrante de la comunidad educativa".

En la misma línea se ha pronunciado Marc Ramentol, director general de los profesionales de salud, que ha reconocido que "habrá transmisión del virus" aunque "hay que garantizar la presencialidad en las aulas". Ramentol ha subrayado la menor afectación del patógeno entre los más pequeños, añadiendo que los estudios señalan que los centros educativos "no se comportan como amplificadores de la transmisión comunitaria".

Aislamiento de los casos positivos

La Generalitat especifica en su documento los requisitos de acceso del alumnado al centro educativo. En el caso de que el menor no tenga síntomas de reciente aparición ni se le haya realizado una prueba PCR, podrá acudir a la escuela o el instituto. Sin embargo, cuando al estudiante se le efectúe una prueba diagnóstica ante síntomas sospechosos, se le vetará la entrada en el aula incluso antes de conocer el resultado. Tampoco podrá ir a clase si convive con alguien que haya sido infectado de coronavirus.

Ante un diagnóstico positivo, el Govern prevé la cuarentena de 14 días del grupo estable de compañeros, que deberán someterse a un test para descartar la presencia del patógeno. "El centro educativo se cerraría cuando se detecten de forma simultánea más de dos casos positivos en grupos de referencia distintos", ha precisado Bargalló.

Uso de la mascarilla

El conseller ha insistido en el uso obligatorio de la mascarilla tanto para entrar y salir del centro como para desplazarse por su interior, así como entre los docentes que cambien de aula, y ha indicado que la única "excepción", de momento, al uso de la mascarilla será durante las clases en los grupos de convivencia.

Con todo, el doctor Ramentol ha reconocido que "el debate continúa abierto" y ha informado de que están valorando recomendar el uso de la mascarilla en los grupos estables de alumnos a partir de los 10 o 12 años, ya que en esta franja de edad la transmisión del virus podría ser mayor.

Respaldo a los centros educativos

Para facilitar el control del coronavirus por parte de los profesionales educativos, el Govern ha diseñado el aplicativo TraçaCovid, que actualizará el seguimiento tanto de los casos sospechosos como de los resultados de las PCR.

Además, las direcciones de cada centro recibirán la asignación de un centro de asistencia primaria (CAP), así como un enfermero de referencia que apoyará al colegio en el rastreo de contactos. Por último, todos los responsables de las escuelas e institutos serán instruidos telemáticamente para gestionar la pandemia.