Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un control de policía en el confinamiento comarcal del Ripollès de diciembre / EP

Fin del confinamiento comarcal en Cataluña

El Procicat ultima el plan para permitir la movilidad autonómica interna y amaga con ser más permisivos con el comercio y la restauración

3 min

El confinamiento comarcal en Cataluña terminará el próximo lunes, 26 de abril. El Procicat ultima el nuevo paquete de restricciones que se anunciarán el jueves y que implicarán recuperar la movilidad autonómica interna.

También se ha especulado en que el Govern podría recuperar el proyecto independentista de dividir el territorio en las denominadas vegueries (zonas más grandes que las comarcas pero más pequeñas que las provincias), pero esta propuesta habría decaído. Se impondría, de este modo, el criterio de la consejería de Salud. El departamento liderado por Alba Vergés nunca ha defendido esta alternativa y ha preferido saltar de los confinamientos municipales a los comarcales, y de allí a toda Cataluña.

Evolución de la pandemia

La comunidad llevaba 11 semanas con restricciones de este tipo, con el paréntesis de Semana Santa. A pesar de las críticas de abrir la mano en la festividad, el impacto en las cifras de evolución de la pandemia ha sido limitado. De hecho, se ha consolidado la rebaja de los indicadores de la pandemia. Las cifras de las últimos días muestran una reducción del número de ingresos, de los pacientes en las UCI y de la velocidad de transmisión.

Se indica que estas mejoras están vinculadas con el avance de la vacunación y por la inmunización de los que han pasado ya el coronavirus. Con todo, las autoridades insisten en mantener las medidas de prevención para evitar otro repunte de la pandemia.

La movilidad sí será libre por Cataluña, pero que imperaría el criterio de Semana Santa en que se exigía respetar las burbujas de convivencia. Con todo, esto es otro de los extremos que están en el aire y se deben cerrar en la reunión de este jueves del Procicat.

Comercio y restauración

Menos avanzado está el debate sobre si se es más permisivo o no con la restauración y el comercio. Las demandas de ambos sectores no cesan y se advierte de que muchos negocios están al límite, por lo que las peticiones son cada vez más desesperadas. Lo único que se ha avanzado hasta la fecha es que la Generalitat permitirá a los restaurantes ubicados en centros comerciales operar con las mismas condiciones que el resto. Es decir, con el cierre fijado a las cinco de la tarde.

Esta medida ya ha sublevado al sector. Reclaman ser más permisivo para que el impacto económico de las restricciones no sea insalvable. Más, con los indicadores epidemiológicos actuales.