Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un móvil con la app Radar Covid / EP

Los expertos censuran que Cataluña se ‘independice’ con su aplicación de rastreo del Covid

La duplicidad de herramientas dificulta la identificación de casos sospechosos y plantea dudas sobre la privacidad de los datos personales

Aleix Mercader / Paula Boira
5 min

La Generalitat también adopta la unilateralidad en su lucha contra el coronavirus. El Ejecutivo catalán ha lanzado ContacteCovid.cat, su propio sistema de rastreo para competir con la herramienta Radar Covid diseñada por el Gobierno. Aunque las autoridades autonómicas sostienen que ambas plataformas pueden "cohabitar" en armonía, los expertos alertan sobre la proliferación de soluciones digitales.

La aplicación de rastreo Radar Covid / EP
LA ENCUESTA ¿Qué herramienta de rastreo del Covid le genera más confianza: Radar Covid o ContacteCovid.cat?

La pretensión del Govern ni siquiera es cierta, ya que Radar Covid jamás ha llegado a funcionar en la comunidad. Pese a que esta última puede descargarse e instalarse en los dispositivos móviles, la desconexión entre el programa y la base de datos del Instituto Catalán de Salud impide la detección de casos sospechosos. En vez de acelerar la sincronización entre ambas fuentes de información --de hecho, se esperaba que a finales de septiembre este proceso hubiera culminado--, la Generalitat ha cortado por lo sano creando un aplicativo independiente. 

"Un gesto político"

"Una mala idea". Así de contundente se muestra Quique Bassat, pediatra y colaborador del IS Global. Este experto señala que "la diversificación de aplicaciones es negativa" y apunta a que "intentar crear otra lo interpreto como un gesto político". Si bien el uso de herramientas informáticas mejora el control de potenciales contagios mucho mejor que el recuento humano, Bassat remarca que un único software podría cumplir esta función con mayor eficiencia.

Además, el enfoque elegido difiere de la estrategia seguida en el resto de autonomías --con excepción del País Vasco y Ceuta--. Los desarrolladores de ContacteCovid.cat han optado por el envío masivo de SMS para identificar nuevos casos, frente al rol menos proactivo que adquiere el usuario de Radar Covid, que debe identificar por sí mismo el estado de su entorno de relaciones.

Imagen de la nueva herramienta de la Generalitat, ContacteCovid.cat / EP

 

 

Imagen de la nueva herramienta de la Generalitat, ContacteCovid.cat / EP

Rastreo solo para catalanes

Una fuente del Ministerio de Economía consultada por Crónica Global critica con dureza la maniobra de la Generalitat. Sobre todo porque se trata de una solución que no podrá intercambiar datos más allá de las fronteras de la autonomía catalana: "Este sistema puede operar estupendamente en Cataluña, pero no va a permitir que diferentes comunidades puedan hablar. No tendrá relación con Castellón, ni con Huesca ni con Zaragoza".

Esa es la gran ventaja de Radar Covid, cuya virtualidad se pierde si cada ejecutivo regional propone su propio mecanismo de rastreo. No solo eso, sino que la herramienta diseñada por el Gobierno comparte la misma tecnología que la mayoría de naciones europeas que han ensayado respuestas digitales frente a la pandemia. "Hay otras aplicaciones en Galicia, Madrid y Valencia, pero más relacionadas con diagnósticos, consulta de síntomas o citas médicas. La catalana entra en el tema de rastreo, que es muy complicado", explica. "No tiene sentido", apostilla.

La privacidad, ¿en riesgo?

La misma fuente también se pregunta cómo gestionará la iniciativa catalana la espinosa cuestión de los datos personales. "Radar Covid trabaja con Apple y Google, que solo permiten tener una aplicación de este tipo a nivel nacional", informa.

La plataforma no recoge ningún tipo de información personal porque utiliza códigos encriptados y temporales para cada ciudadano, mientras que la propuesta del Govern necesita acceder a los datos personales para su funcionamiento, como el nombre y los apellidos. Estos detalles sobre el funcionamiento de ContacteCovid.cat no han sido aclarados por el momento.