Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Cavallé durante el juicio por vender el ordenador robado a una mujer en julio de 2018 / CRÓNICA GLOBAL

El 'estafador del amor', condenado a 16 meses de cárcel por vender un ordenador robado a una mujer

El juez asegura que la versión Albert Cavallé, que cambió su discurso durante el juicio con lo declarado en fase de instrucción, no es creíble

5 min

Albert Cavallé, más conocido como como el estafador del amor, ha sido condenado a un año y cuatro meses de prisión por un delito de receptación, tras vender un ordenador que había sido robado a una mujer.

El robo se produjo en julio de 2018, cuando la víctima denunció que dos personas la asaltaron muy cerca de su domicilio, en el paseo de Fabra i Puig de Barcelona y le dieron un fuerte tirón, llevándose su maletín. En el interior del mismo, la mujer llevaba varios documentos personales, las llaves de su casa y un ordenador portátil. El mismo dispositivo que vendió Albert Cavallé en un Cash Converters un mes después. 

Dos versiones opuestas

Ahora, el juzgado lo ha condenado a 16 meses de condena al considerar probado que el ordenador “había sido recibido previamente por el acusado de un tercero con ánimo de enriquecimiento a sabiendas de su ilícita procedencia". No es la primera vez que Cavallé hace algo así, ya que acumula una veintena de denuncias de mujeres que aseguran haber sido víctimas de sus malas artes para quedarse con su dinero tras seducirlas. 

El juez descata en la sentencia la falta de credibilidad de Cavallé que cambió de versión en el juicio con respecto a lo que había expresado previamente durante la fase de instrucción.

Cavallé apela

En su primera declaración Cavallé aseguró que había adquirido el dispositivo en el mercado de Glòries por 200 euros y que no le habían dado tiquet de compra. También sostuvo que lo vendió sin conocer la procedencia ilícita del aparato. Sin embargo, durante el juicio negó tener cualquier relación con la compraventa de este ordenador.

El juzgado también ha condenado a Albert C., que ha presentado un recurso de apelación, a hacerse cargo de las costas del procedimiento. El abogado el estafador del amor, David Sans, solicitaba su absolución al considerar que había "dudas muy sólidas" sobre que fuera él quien vendiera el ordenador en la tienda de segunda mano. Su estrategia de defensa se basaba en que en el contrato de venta no consta ni su firma ni una fotocopia de su DNI, aunque sí estaba su número.

Estafa a otras dos mujeres

Este lunes el estafador del amor debía sentarse de nuevo en el banquillo de los acusados por presuntamente estafar 2.900 euros a otras dos mujeres en noviembre de 2020. No obstante, la vista se ha aplazado a noviembre de 2022. La Fiscalía solicita para él tres años de prisión por un delito de estafa con agravante por reincidencia, así como una indemnización de 1.700 y 1.200 euros para cada una de las víctimas.

Según el escrito de acusación de la fiscalía, Albert Cavallé contrató los servicios sexuales de las dos víctimas en agosto de 2020. El procesado y las mujeres acordaron que él les pagaría 100 euros la hora a cada una, por unos servicios que ascendían a 2.400 euros en total. Además, el le pidió 500 euros prestados a una de ellas asegurando que le había un imprevisto, pero prometió que se los devolvería por transferencia bancaria junto al resto del dinero. La chica accedió después de que él se hiciera pasar por el hijo del dueño del hotel situado en plaza España. Al ver que Albert Cavallé no había acordado el pago, se quedaron su móvil --de ínfimo valor-- a modo de prenda mientras este iba a un cajero a sacar dinero. Pero no regresó. Por eso, las dos mujeres devolvieron el dispositivo de este en una comisaría cercana y presentaron una denuncia. 

Siete condenas

Esta nueva condena se suma a las seis condenas no firmes que acumula por estafa, apropiación indebida, simulación de delito y denuncia falsa. La anterior a esta fue la de noviembre, cuando la Audiencia de Barcelona le impuso una pena de tres años y medio de prisión por engañar a su primera novia para quedarse con 60.000 euros, un vehículo Jeep Cherokee, un portátil, un televisor y un teléfono móvil.