Menú Buscar

Los empleados del Salamanca, orgullosos de haber hecho frente al vandalismo

El clásico restaurante de la Barceloneta recupera la normalidad en su servicio diario y apuesta por seguir defendiendo sus valores y la ayuda a los necesitados del barrio

27.10.2018 00:00 h.
5 min

En la noche del jueves se hizo viral la noticia del ataque por parte de un grupo de jóvenes al Salamanca, un restaurante clásico de la Barceloneta. En un vídeo impactante que ha corrido como la pólvora por las redes sociales y en el que se puede apreciar cómo los orgullosos camareros defienden el local de la agresión de unos vándalos.

La publicación de los hechos ocurridos pasadas las doce de la noche del miércoles han provocado, según el propio restaurante, una ola de muestras de cariño por parte de vecinos, clientes y de diversos colectivos de la Ciudad Condal.

Muestras de cariño

Al día siguiente de la agresión, los trabajadores del Salamanca acudieron a sus puestos de trabajo con toda normalidad “no van a poder con nosotros”, afirmaban a Crónica Global. La noticia saltó el jueves por la noche cuando diversos medios de comunicación se hicieron eco de la protección del local por parte de los camareros ante la brutal ofensiva de un grupo de jóvenes.

Desde ese momento, las llamadas y los mensajes de apoyo al restaurante con casi cincuenta años de historia no han dejado de cesar. Los camareros del local observan como telediarios y digitales abren con los sucesos de la fatídica noche.

Normalidad

A las puertas del fin de semana, cualquier persona puede visitar el Salamanca y degustar sus tradicionales platos marineros, pues el empeño de los trabajadores y de su dueño, Silvestre Sánchez Sierra, ha provocado que todo vuelva rápidamente a la normalidad. Ayer se podía reservar mesa como cualquier otro día y disfrutar del fantástico local con vistas al mar, pese a que el enfrentamiento estaba presente en todas las conversaciones.

En el vídeo se puede apreciar cómo las mesas del restaurante ya han recuperado su total normalidad y los clientes disfrutan tranquilamente de una agradable comida en el barrio de la Barceloneta.

Función social

Por iniciativa de Silvestre Sánchez, el fundador del grupo de restauración, los empleados repartían la comida sobrante entre personas necesitadas que acudían al local una vez había acabado el servicio nocturno.

Según fuentes del restaurante, últimamente no solo se acercaban a pedir personas que tenían dificultades para conseguir alimentos, sino que también acudían jóvenes a los que la gente del barrio responsabiliza de los robos generalizados a turistas que vienen produciéndose en los últimos tiempos. Pese a esas sospechas, los camareros los trataban como a los demás.

Los hechos

El pasado miércoles, poco después de las 12 de la noche, un grupo de muchachos magrebíes se acercó al local con los tápers preparados para recoger comida. Entonces, uno de ellos robó el bolso que un camarero había dejado en el alféizar de una ventana y se dio a la fuga.

Cuando se dieron cuenta del robo, los empleados exigieron la devolución. Es en ese momento, cuando un sujeto con gorra negra y que, según los testigos presentes iba bebido, golpeó en la cara a un camarero del restaurante. Ahí se inició la trifulca.

Historia

Silvestre Sánchez Sierra fundó el conocido restaurante Salamanca en 1969, con la intención de ofrecer comida marinera con productos de su tierra, Salamanca. Después del éxito de su primer local en el barrio de la Barceloneta, llegaron otros, como los que mantiene en el Port Olímpic o el ubicado en Sants.

El Grupo Silvestre da trabajo a más de 500 empleados y mantiene sus planes de nuevas aperturas en Barcelona.