Menú Buscar
Algunas células pigmentadas en un laboratorio / UNSPLASH

La diferenciación de las células madre y la metástasis comparten un mismo mecanismo molecular

Las concentraciones de proteína Akna regulan el mantenimiento o la diferenciación de las células madre neurales

3 min

El uso de células madre para tratar pacientes con determinadas enfermedades o para reparar órganos es uno de los principales objetivos de la medicina de hoy en día. Las células madre son aquellas a partir de las cuales se generan todas las demás, que tendrán ya funciones especializadas y se encargarán de diferentes tareas en el ser humano. De manera general, podrían considerarse la materia prima del cuerpo.

En este contexto, un estudio internacional en el que han participado investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha descubierto que la proteína Akna desempeña un papel clave en la regulación de las células madre mediante un mecanismo que también puede estar implicado en la expansión de un cáncer. Este estudio pretendía identificar los factores moleculares que regulan el mantenimiento de células madre neurales, algunas de las cuales se autorrenuevan generando más células madre neurales y otras se diferencian produciendo neuronas. Los resultados han determinado que la proteína Akna juega un papel fundamental en este cambio, pues, cuando está con niveles de concentración bajos dentro de la célula, éstas permanecen en su nicho (y siguen siendo células madre neuronales), mientras que en niveles elevados estimula que se separen y, de esta manera, promueva su diferenciación (como neuronas).

La proteína Akna en altas concentraciones promueve la diferenciación de la célula, como ocurre en la metástasis de cáncer

La proteína Akna está localizada en el centrosoma de la célula, y recluta y ancla los microtúbulos al centrosoma. Esto debilita las conexiones con células adyacentes, lo hace que se desenganchen y migren fuera del nicho de células madre. De esta forma, cuando las células madre migran, pueden formar nuevas neuronas. Sin embargo, este mecanismo funciona también en células enfermas, de forma que las células cancerosas pueden salir del tumor principal para formar metástasis en cualquier otra parte del cuerpo.

Ilustración de células / UNSPLASH

Ilustración de células / UNSPLASH

Este nuevo mecanismo, relacionado con la concentración de la proteína Akna en la diferenciación y expansión de un tipo de células, puede jugar un papel clave en un abanico de procesos médicos relevantes. Según los científicos, el siguiente paso consistirá en investigar el papel de Akna en otros tipos de célula madre y en el sistema inmune.

Destacadas en Vida