Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asistentes a uno de los conciertos del Cruïlla, uno de los festivales que Argimon no hubiera autorizado / Marta Pérez (EFE)

Argimon admite que fue un error autorizar los grandes festivales

Salut niega que los eventos tengan un "impacto directo en los datos preliminares" de expansión de la pandemia, a pesar de que los resultados "se conocerán el próximo miércoles"

4 min

El consejero de Salud, Josep Maria Argimon, ha admitido que fue un “error” autorizar los grandes festivales de música que se han celebrado las últimas semanas en Cataluña. Ha reconocido que se "dieron mensajes contradictorios a la ciudadanía”. En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha asegurdo que “no generaron un impacto directo en los resultados preliminares”, aunque será el próximo miércoles cuando realmente se pueda valorar. El titular de Salud ya mostró su disconformidad con los conciertos la semana pasada por “algunas imágenes que he visto, de gente saltando sin mascarillas”.

Por otra parte, ha anunciado que el toque de queda se revisará cada semana, “porque vulneramos derechos y libertades y no le podemos pedir al juez que nos de un plazo tan amplio”. La medida podría durar “una, o dos, o tres, o cuatro semanas…”, ha manifestado. En caso de que el TSJC no lo apruebe, avanza se mantendrán las mismas medidas actuales y se estudiará “introducir alguna otra”.

Hacer autocrítica

Los datos de la evolución epidemiológica muestran un impacto negativo de las interacciones sociales. Argimon afirma que “todos debemos hacer autocrítica” porque se tenía la sensación de que “habíamos acabado con el virus y de que todo iba en el buen camino”, tanto en la vacunación como en el control de los indicadores de la pandemia.

Sin embargo, en el último mes “se ha producido una tormenta perfecta entre la noche de San Juan, los viajes de fin de curso y las celebraciones”, que ha impactado de lleno en el aumento de los casos. “Los datos son muy negativos, aunque tal vez podemos ver algunos elementos de ralentización en la franja de 15 a 29 años”, ha detallado.

Desestigmatizar a los jóvenes

El responsable de Salut recuerda que la quinta ola ha afectado a un “grupo de edad concreto, el de los más jóvenes, que no ha sido el más afectado en ningún momento de la pandemia, y que ha tenido siempre una incidencia baja”. La llegada del verano ha provocado un aumento de la socialización que ha causado un impacto inesperado en este colectivo y un incremento de los contagios. 

Ha pedido no criminalizar a los jóvenes, porque “es un grupo que ha sufrido mucho” desde marzo de 2020 al quedarse en casa. Alerta de que ahora, “cuando sales a la calle, no tienes sensación de tensión” cuestión que contrasta con la realidad de los hospitales. “Ves claramente la situación real​”, advierte, la del incremento de los casos de Covid. Por todo ello, tilda de "necesario" que la ciudadanía "sea prudente" y que vaya "con precaución".