Menú Buscar
Imagen del Hospital Universitari de Bellvitge (HUB), diana de la denuncia de la paciente andaluza / CG

Una paciente andaluza denuncia que un hospital catalán le negó una operación urgente

La mujer, de 75 años, se fracturó el tobillo en L'Hospitalet de Llobregat, pero la ciudad sanitaria de Bellvitge la remitió al Servicio Andaluz de Salud sin ayuda alguna

10.01.2019 12:12 h.
4 min

Una paciente andaluza de 75 años ha denunciado que un hospital catalán se negó a operarle una fractura de tobillo y la mandó de vuelta a Andalucía sin ofrecerle ayuda para su movilidad. La vecina de Mojácar (Almería) ha interpuesto una queja ante el Defensor del Pueblo por presunta inacción del Hospital Universitari de Bellvitge (HUB), que rechazó intervenirla quirúrgicamente cuando ésta se rompió el tobillo mientras pasaba las fiestas navideñas en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Según ha publicado La Voz de Almería, la familia Montoya Benítez se encontraba en la segunda mayor ciudad de Cataluña en casa de unos familiares cuando sufrieron un accidente en una escalera mecánica situada en la calle. Quedaron atrapados en la misma Pilar Benítez, de 75 años, su marido Pedro Montoya, de 80 años y su hija María, que sufre esclerosis múltiple. Los tres quedaron atrapados en la escalera y fueron arrastrados, hasta que un viandante acudió a su rescate y activó el botón de emergencias.

'No' a una operación

Al lugar del accidente acudió la policía municipal de L'Hospitalet y varias ambulancias, que trasladaron a los heridos al Hospital Universitari de Bellvitge (HUB), gestionado por el Instituto Catalán de Sanidad (ICS, 100% pública). El trío de familiares fue atendido en la ciudad sanitaria. Padre e hija fueron dados de alta, pero a Pilar, la madre, los médicos le dijeron que necesitaba una intervención quirúrgica urgente, pues presentaba un tobillo fracturado. Al mismo tiempo, los facultativos se negaron a operarla en el hospital, pese a los ruegos de la familia.

La consejera catalana de Sanidad, Alba Vergés (ERC), y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en Bellvitge / CG

La consejera catalana de Sanidad, Alba Vergés (ERC), y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en Bellvitge / CG

No sirvió, según la denuncia de la familia, el hecho de que Pilar y Pedro hubieran vivido en Cataluña en el pasado. Los sanitarios inmovilizaron el pie a la paciente y la mandaron a casa con el mensaje de que "debía ser valorada" en su hospital de residencia habitual. La familia tenía reservado el vuelo de vuelta a Almería el 4 de enero, pero decidió adelantar el regreso ante la gravedad de la lesión.

"Debe operarse en 24 horas"

Pedro, el hijo de la familia, que trabaja de policía local en Mojácar, propuso que se encontraran el día 2 en un punto intermedio para acelerar el tratamiento de la señora mayor. Así fue. Los tres familiares bajaron desde Barcelona y el segundo hijo subió desde la localidad de residencia de la familia para recogerlos en Valencia. Al reunirse sobre las 14:00 horas, procedieron a trasladar en coche a Pilar al Hospital La Inmaculada, situado en Huércal-Overa, donde se procedió a entrar a la paciente a quirófano apenas tres horas despues: sobre las 17:00 horas.

El traumatólogo que trató a la paciente recalcó que “este tipo de fracturas pueden presentar complicaciones después de 24 horas si no son operadas”. Por ello, en su carta de queja al Defensor del Pueblo, Pedro Montoya denuncia la negativa del Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) a operar a su madre por ser residente en otra comunidad autónoma. Asimismo, el ciudadano lamenta que el CatSalut, que dirige el médico Adrià Comella, cercano a ERC, no ofreciera una alternativa de transporte a la familia.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información