Menú Buscar
Imagen de una agresión anterior y no relacionada a vigilantes de seguridad en el Metro de Barcelona / CG

Agresión múltiple de georgianos en el Metro de Barcelona

Cuatro vigilantes y dos mossos heridos tras tratar de reducir a los pasajeros, carteristas habituales, en la parada del suburbano de Ciutadella-Vila Olímpica

28.12.2018 17:07 h.
4 min

Agresión múltiple perpetrada por tres pasajeros de origen georgiano en el Metro de Barcelona hoy viernes. Cuatro vigilantes de seguridad y dos agentes de los Mossos d'Esquadra han requerido atención médica al tratar de reducir a los pasajeros, carteristas habituales del suburbano, en la estación de Ciutadella-Vila Olímpica. Los atacantes han acabado detenidos por la policía catalana por delitos de lesiones y atentado contra la autoridad. Por su parte, dos empleados del transporte han presentado denuncia, y los guardias tenían pendiente hacer lo propio durante el día de hoy.

El suceso, según han informado fuentes policiales, ha ocurrido sobre las 7:00 horas de la mañana. Los tres cacos, conocidos por la policía, se estaban "peleando con dos mujeres" o "sentados en las escaleras bloqueando el paso", según las voces consultadas o una fuente oficial de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). En cualquier caso, al ser reprendidos por empleados de TMB han reaccionado violentamente, algo que confirman todas las fuentes. Los trabajadores han avisado a los vigilantes de seguridad del Metro, que han tratado de apaciguar a los viajeros, sin éxito.

Dos mossos heridos

En plena reyerta han intervenido los Mossos d'Esquadra, a quien los vigilantes del metro habían llamado al ser agredidos por los tres usuarios, que tienen 21, 26 y 28 años de edad. Los atacantes también la han emprendido a golpes con los agentes, resultando dos de ellos heridos. Finalmente, los efectivos policiales adscritos a la Unidad de Seguridad Ciudadana (USC) de Ciutat Vella los han podido arrestar. Están acusados de dos delitos de lesiones leves y atentado contra la autoridad.

TMB ha confirmado el incidente, admitiendo que sus empleados han presentado denuncia, aunque no han requerido atención médica. Ha recalcado la gestora del transporte metropolitano de Barcelona que el suceso ha sido de "carácter leve". Fuentes policiales han negado este extremo y han destacado que se han registrado intercambios de golpes "muy violentos", ya que los atacantes "iban bajo los efectos de algún estupefaciente, probablemente cocaína". También han subrayado las voces consultadas que los tres individuos son carteristas habituales del Metro.

TMB 'pasa' de la huelga por las agresiones

Paradójicamente, horas después de la agresión múltiple en la parada de Ciutadella-Vila Olímpica del Metro de Barcelona se ha producido una reunión de mediación por la huelga de vigilantes de seguridad contra el vandalismo en el suburbano convocada por los sindicatos ADN Sindical y SPS para Fin de Año. A la misma se han presentado representantes de la primera agrupación, de Prosegur y Securitas, las contratas de seguridad de la red de transporte, y del Departamento de Trabajo de la Generalitat de Cataluña.

No ha acudido TMB, que se ha desmarcado de nuevo de los paros de 24 horas convocados para los días 31 de diciembre y 5 de enero por la representación social de 700 vigilantes del servicio. La gestora de transporte rechaza reconocer como intermediarios a los convocantes y a negociar sus demandas, que pasan por analizar y reforzar la vigilancia ante los constantes ataques al personal que trabaja en andenes y vagones. Por su parte, el Departamento de Trabajo ha convocado servicios mínimos del 95% para los dos días de huelga, un decreto que está recurrido por la parte social.