Menú Buscar
Primeras planas

Torra contra los Mossos y 21-D, el fin del mundo

A la espera de las purgas en Interior, el president anuncia que ayunará dos días seguidos en breve plazo. Sànchez presiona para listas conjuntas. Boadella y un 155 multiplicado por 5

08.12.2018 10:42 h.
10 min

Nunca ha ocultado Torra que le molan los CDR, que su familia está apuntada al comité del barrio y que "els carrers seran sempre nostres". El president es como un libro abierto, por lo que no es de extrañar que montara en cólera por las cargas de los Mossos contra sus chicos preferidos, las tropas de asalto de la tumba del fascismo. 

Esté a un paso el Govern de disolver a los antidisturbios, como Colau. A demoler la Brigada Móvil (Brimo), el Área Regional de Recursos Operativos (Arro) y al que chiste en el departamento de Interior. Sindicatos, mandos, oposición y público en general alucinan con Torra y con el consejero Miquel Buch, que a mayor abundamiento de prometer que rodarán cabezas se proclamó ayer "el primer antifascista" de Cataluña. Es un Govern de amateurs. La mitad se ha ido hoy a Bruselas para la quinta presentación del Consell de la República. ¿O era la Crida?

elpais.200Al jefe de la Brimo, Carles Hernández Vilamajó, le ponen en el disparadero en Vilaweb con el siguiente titular: "Què fa l'intendent de la Brimo dels Mossos pegant manifestans a Girona?". En La Vanguardia cuentan que ya está previsto su relevo y que le van a dar un ascenso. Sí, seguro, como a Ferran López. De la crónica de Maika Navarro en La Vanguardia: "Este domingo, Buch y Torra se reunirán en el Palau de la Generalitat para “ver juntos las imágenes y tomar decisiones”, explicó el conseller. Éste habrá tenido todo el día de hoy para estudiar los informes elaborados por la comisaría de recursos operativos, con los dispositivos que se prepararon en Girona y en Terrassa. (...) Pero hay otra cita posterior que preocupa al departamento y que el domingo le recordará Buch a Torra en su reunión. El próximo viernes 21 de diciembre hay reunión del Consejo de Ministros en Barcelona; y varias son las convocatorias anunciadas para boicotear la cumbre. “Con qué confianza diseñamos el dispositivo de seguridad y orden público de ese día si el president de la Generalitat, nuestra máxima autoridad política, ya nos ha dejado claro a quien telefonea tras una manifestación con heridos y a quien anima para que no bajen la guardia”, resume ese mismo comisario, sin tiempo para tomarse el té porque de tanto reflexionar se le ha quedado helado".

Ay, pobre, el té helado. Es el invierno catalán, la "aturada de país". Corren unos mensajes por las redes sociales que no sólo pronostican el fin del mundo para el 21 de diciembre, sino que apuntan a que ese viernes es el pistoletazo de salida del año cero de la república. Y que se tengan las despensas llenas por si acaso. No parece, sin embargo, que se les dé la más mínima importancia a estos preparativos para cortarlo todo.

Huelga de hambre con objetivos varios. Contra las dilaciones del Tribunal Constitucional y por una lista unitaria. Torra ha deslizado que estará 48 horas sin comer, experiencia de la que no se conocen todavía las fechas. Máxima presión del mundo Puigdemont sobre la individualista Esquerra que no ayuna. Marta Lasalas entrevista a Jordi Sànchez en El Nacional: 

-"Hi veu encara alguna possibilitat d’una llista de consens de l’independentisme a Barcelona?

-I tant. No tiro la tovallola en el sentit que estic esperançat que el sentit comú guanyi l’egoisme de part. Alguns hauran d’explicar molt quin és el sentit de renunciar a tenir l’alcaldia de Barcelona per assumir un gran risc de perdre-la. Si el sobiranisme va unit ningú dubta que serà de llarg l’opció més votada. I no hi haurà alternativa possible (la senyora Colau i el senyor Valls no sumaran junts)

-"ERC ha deixat clar que anirà en solitari amb Ernest Maragall com a candidat...

-Quina necessitat tenim de regalar Barcelona. Si Ernest Maragall vol ser alcalde sap que la llista conjunta del sobiranisme – el mateix que governa a la Generalitat – és la seva única certesa. Tota la resta és incertesa pel sobiranisme. I si es perd Barcelona, un desastre".

El padre de Raül Romeva le ha mandado una carta a la ANC y a Vilaweb en la que propone que las buenas gentes de Cataluña impidan la celebración del juicio en Madrid: "No fa gaire la presidenta de l’ANC va dir que lluitar per la independència en aquests moments era més difícil perquè no teníem cap ‘pastanaga’. Es referia al fet que no hi ha una data, un objectiu concret, com varen ser el 9-N o l’1-O. Benvolguda i benvolguts, jo us en proposo una, de ‘pastanaga’: rebel·lar-nos contra el judici i impedir el trasllat dels presos i preses a Madrid (sempre amb una resistència pacífica, és clar)".

Curiosamente, también es partidario de la lista unitaria que no defiende su hijo, según se desprende de este párrafo: "M’adreço a vosaltres, representants de les entitats cíviques que heu estat referència en el moviment independentista i no m’adreço al govern, al parlament o a les formacions polítiques, perquè considero que ara tenen unes altres prioritats: intercanviar-se càrrecs, nomenar caps de llista i preparar candidatures per a les eleccions vinents (en llistes separades, no fos cas); discutir si els diputats segrestats poden cobrar la nòmina o si poden votar (de moment ni una cosa ni l’altra); negociar el pressupost (amb dèficit fiscal inclòs); o senzillament esperar, esperar que arribin les inversions econòmiques i en infrastructures que fa anys i panys que l’estat espanyol reté; esperar que l’Agència Tributaria Catalana sigui operativa; esperar que es faci el judici i que es dicti la sentència; esperar que s’ampliï la base social, etc".

Entrevista en El Mundo con el presidente de Tabarnia. Albert Boadella es partidario de un 155 multiplicado por 5. Pregunta Raúl Conde: 

-"La realidad es que, desde las elecciones de 2012 y al margen de la correlación de fuerzas en este bloque, el secesionismo aglutina el 47% de los votos en Cataluña. Y Torra fue elegido 'president' porque, tras concurrir a unas elecciones convocadas al amparo del 155, sumó mayoría parlamentaria para formar Govern. Si no se negocia nada y si no hay diálogo posible, ¿entonces qué debe hacer el Estado?

-Vamos invertir la reflexión. ¿Qué es lo que no debe hacer? Pues lo que no puede continuar es una educación que desde parvulario vaya haciendo nuevos adeptos a la secta. Eso para empezar. Hay que conseguir que los medios de comunicación públicos no actúen contra el propio Estado. Existen fórmulas legales para dictaminar que una autonomía no puede ser algo que actúe contra el Estado. No sé si a través del 155 o el 250, pero seguro que hay un recurso legal. La desprogramación de la secta debe hacerse desde un lado activo. Hay que lograr que, durante uno, dos o tres años, el ciudadano nacionalista vea que con este Estado intolerante y fascista, o como quieran llamarlo, continúa su vida natural, sus hijos pueden seguir aprendiendo el catalán en las escuelas y continúa pudiendo ver TV3, pero con una variante en sus contenidos. Esto quiere decir intervenir directamente la educación y los medios. A estas alturas ya no hay fórmulas intermedias. O es esto o nos comemos la independencia".

8 de diciembre, santoral: Inmaculada Concepción de María.