Menú Buscar
Miquel Buch, frente al TSJC acompañado de miembros del Govern y políticos independentistas / EUROPA PRESS

El TSJC archiva la causa contra Miquel Buch por ceder locales para el 1-O

Los magistrados remarcan la inexistencia de indicios de su participación en la organización del referéndum ilegal cuando era alcalde de Premià de Mar

26.07.2019 10:54 h.
3 min

El TSJC archiva la causa contra el consejero de Interior, Miquel Buch, por desobediencia cuando era alcalde de Premià de Mar (Barcelona). El entonces máximo representante del municipio barcelonés tuvo que comparecer el pasado 16 de julio ante los magistrados para aclarar si cedió locales y urnas para la celebración del 1-O, cita a la que se presentó acompañado por sus compañeros del Govern.

Los magistrados certifican que no existen resoluciones en fecha posterior a la providencia del Tribunal Constitucional del 6 de octubre de 2017 en la que Miquel Buch hiciera "refencia a la utilización de los tres locales de titularidad municipal en los que se desarrolló el referéndum". El TC suspendió la aprobación de la norma jurídica que tenía que dar cobertura al 1-O, una de las llamadas leyes de desconexión que se aprobaron los días 6 y 7 de septiembre. 

Sin indicios

El auto judicial también remarca que "tampoco aparecen indicios de la intervención de ese alcalde en la preparación del referéndum con actuaciones de cualquier género". En otras palabras, que no hay pruebas de que Buch hubiera dado instrucciones a empleados municipales o a la Policía Local

Esta ha sido la segunda vez que el consejero ha tenido que declarar por esta cuestión, puesto que ya tuvo que acudir en enero de este año. Tras su comparecencia, el TSJC archivó el caso pero la Fiscalía recurrió la decisión. El ministerio público puede presentar ahora una "reforma" o una "apelación" contra este auto. 

Frente al juzgado

El consejero se presentó en el juzgado acompañado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el resto de los consejeros del Govern. En su declaración frente al juez negó que hubiera cedido locales para la celebración de la convocatoria ilegal.

Buch admitió que había firmado una declaración política de apoyo al 1-O antes de la suspensión del TC, algo que destaca el auto. Además, el texto jurídico recuerda que "no contaba con la firma de la Secretaria General del ente por considerarlo no ajustado a la legalidad". O sea, que no era del consistorio, sino suyo a título personal.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información