Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat, en el acto institucional en recuerdo del 1-O / EUROPA PRESS

Torra celebra el 1-O como la lucha “contra la barbarie” del Estado español

El presidente catalán y Aragonès reafirman su compromiso con la autodeterminación en un acto solemne en el Palau de la Generalitat

01.10.2019 11:19 h.
3 min

El presidente Quim Torra, ha celebrado hoy el segundo aniversario del referéndum del 1 de octubre como una jornada en la que "la sociedad catalana plantó cara a la barbarie" del Estado español

Torra ha presidido el acto Compromís del 1-O acompañado de los miembros de su Govern y altos cargos de la Generalitat celebrado en el Palau.

Torra ha dicho que el 1-O fue "una jornada fundacional del republicanismo, entendido como compromiso de las personas con el colectivo, compromiso con el mundo". Aquel día, ha añadido en su discurso, "la sociedad catalana plantó cara a la barbarie, asumiendo las consecuencias, golpeados y agredidos por las fuerzas del Estado español".

"Hacia la república catalana"

Ha defendido el derecho a la autodeterminación como camino para "avanzar hacia la república catalana" y se ha comprometido a "persistir hasta conseguir la libertad de los presos y el retorno de los exiliados. El Govern lo hará de la única forma que sabe, democráticamente y pacíficamente".

discurso 1O
Discurso del Govern con motivo del segundo aniversario del 1-O

El primero en intervenir ha sido el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès "Las sociedades democráticas se expresan mediante el voto, eso es lo que hizo la ciudadanía en un estado de amenaza, miedo y violencia". Según ha dico, el 1-O fue "una fecha de compromiso, de solidaridad, de colectividad, de dignidad a favor del derecho a la autodeterminación”. El republicano considera “inevitable” la consecución de la república catalana.

"La semilla del diálogo es la palabra", ha dicho Aragonès.

El acto se celebra en un momento de fuerte crispación debido a la detención y encarcelamiento de miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) que supuestamente preparaban actos terroristas con motivo del aniversario del 1-O y de la inminente sentencia del Tribunal Supremo. Las investigaciones judiciales apuntan al beneplácito de Torra y Carles Puigdemont con los CDR.