Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Quim Torra, durante una visita a Washington, capital de un país federal donde la gestión del coronavirus depende de los estados / EFE

Torra abraza ahora un modelo federal que siempre repudió

El 'president' invoca el estilo descentralizado de EEUU en la gestión de las crisis sanitarias pero, en la Alemania que elogia Puigdemont, los 'lander' perdieron sus competencias

4 min

"No veo a catalanes saliendo a la calle a defender el federalismo", aseguró Carles Puigdemont en un Pleno del Parlament. Eran los días previos al referéndum del 1-O, los independentistas se encontraban inmersos en los preparativos del mayor desafío al Estado cometido en democracia y se sentían arropados por el activismo social.

Aquellas burlas del expresidente hacia fórmulas federales dieron paso a un proyecto unilateral heredado luego por Quim Torra, quien ahora echa de menos modelos descentralizados como el de EEUU en la lucha contra la pandemia; sin embargo, los lander de Alemania que Puigdemont puso como ejemplo --"con un federalismo a la alemana no pediríamos la independencia", dijo-- perdieron sus competencias. Hechos que demuestran la gran complejidad política y administrativa que genera esta crisis sanitaria a nivel internacional.

Hospital de campaña de Lleida acordonado / DAVID ZORRAKINO-EP
Hospital de campaña de Lleida acordonado / DAVID ZORRAKINO-EP

En efecto, la gestión de las medidas sanitarias ante una crisis como la del coronavirus competen en EEUU a los estados federados. Lo explica José Antonio Perea Unceta, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Complutense de Madrid.

Las recomendaciones de Trump

"En un estado federal puro la competencia de sanidad, también en lo que se refiere a las emergencias sanitarias, se atribuye a los estados federados. Así sucede en EEUU, pues la Constitución de 1787 y sus enmiendas posteriores no lo atribuyen al estado federal", afirma el jurista.

Según la Enmienda X de la Constitución americana, "lo que no se atribuye al estado federal sigue reservado a los estados o al pueblo". Por eso, el pasado mes de marzo, el Gobierno de Donald Trump 'aconseja' el confinamiento por fin "pero solo es una recomendación, que gestionan a inicios de abril sólo 8 estados, y a finales de ese mes, 30. Pero otros, en cambio, no lo han aprobado".

José Antonio Perea Unceta, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Complutense de Madrid / CG
José Antonio Perea Unceta, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Complutense de Madrid / CG

Una sentencia del Tribunal Supremo de Wisconsin abordó si la competencia para la restricción de libertades fundamentales correspondía  a su gobernador, a las cámaras estatales o al estado federal. Finalmente determinó que la orden correspondía al gobernador, pero con carácter temporal, debiendo ser prorrogada por las cámaras estatales.

El caso alemán

En sintonía con esto, en Alemania, cuando surgió la pandemia, la competencia la tenían los lander, pero inmediatamente el Bundesrat (Parlamento federal) aprobó una Ley de Protección de la Población en Caso de Pandemia de Alcance Nacional (27/03/20) que sustituyó la Ley de Protección de Infecciones de 2020 y el Gobierno federal asumió la lucha contra el Covid-19, incluyendo el confinamiento.

"España no es un Estado federal, por mucho que esté muy descentralizado", precisa Perea Unceta. "Responde a otro juego de competencias y de equilibrios entre éstas, ya que el fundamento del reparto es muy diferente. Piénsese, como ha recordado el gobernador Cuomo en esta situación, que EEUU es un Estado creado por 13 estados, y no al revés".

Destacadas en Política