Menú Buscar
El consejero de Interior, Miquel Buch, saluda al comisario exjefe de los Mossos d' Esquadra Ferran López / EFE

Los sindicatos acusan a Buch de generar “más malestar” en Mossos

Tras el cese de Ferrán López, las organizaciones aseguran que "hubo premeditación" y tachan de "irresponsable" dejar sin mando a la policía catalana

3 min

Los sindicatos cargan contra el consejero de Interior, Miquel Buch, tras apartar a Ferrán López como jefe de los Mossos d’Esquadra. La queja se debe a que no le ha asignado un nuevo destino y además ha dejado vacante su cargo, lo que provoca “más malestar del que ya había”, según el portavoz de Fepol --sindicato mayoritario de Mossos--, Valentín Anadón.

“Es inaceptable el control político al que se quiere someter a la jefatura del cuerpo”, ha indicado Anadón y ha añadido que consideran “impresentables las formas con las que se están tratando a la dirección del cuerpo, con el comisario jefe en primer lugar”.

Actuación "premeditada"

El sindicato mayoritario desconfía del nuevo equipo de la Consejería de Interior y descree que Buch sea capaz de “devolver la estabilidad y la calma en Mossos”. Anadón ha tachado de “irresponsable” el hecho de cambiar a López sin tener recambios que garanticen el normal funcionamiento de la institución.

Por su parte, Sicme, el sindicato de mandos, carga contra las formas. Consideran que la destitución del jefe de la policía catalana ha sido “premeditada” y que no había “ninguna razón objetiva ni profesional que la fundamente”. Los mandos de los Mossos, según el sindicato, tienen la misión de asumir cualquiera de las responsabilidades que se les encargue, incluso la dirección de la jefatura, "que debe ser ejercida por un mando policial".

En este sentido, el SICME denuncia que el hecho de que los Mossos d'Esquadra no tengan ahora un jefe policial "supone una grave anomalía sin precedentes". El resto de sindicatos, SPC, SME y USPAC han reconocido el trabajo de López.

Tensiones

El conseller de Interior, Miquel Buch, aceptó este jueves la renuncia que López le planteó en la primera reunión que mantuvieron, el pasado 4 de junio, y le comunicó al comisario que en las próximas semanas le anunciarán su nuevo destino en el organigrama de los Mossos d'Esquadra, aunque fuera de la nueva estructura de la Jefatura.

López, que estuvo al frente de los Mossos durante los ocho meses que se prolongó la aplicación del artículo 155 de la Constitución, ha agradecido en su adiós al frente del cuerpo la labor de los agentes pese a las "insospechadas tensiones" a las que se han visto sometidos, dadas las "condiciones extraordinariamente difíciles" que han tenido que afrontar.