Menú Buscar
Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en su primera intervención desde el techo del coche policial el 20 de septiembre / TV3

Sànchez y Turull inician una huelga de hambre en la cárcel de Lledoners

Los políticos independentistas presos acuerdan tomar medidas para “denunciar la justicia española”

01.12.2018 10:38 h. Actualizado: 01.12.2018 10:38 h.
4 min

Consensuado entre todos los políticos independentistas presos para “denunciar la justicia española”. Jordi Sànchez y Jordi Turull han decidido iniciar una huelga de hambre en la cárcel de Lledoners, y así lo han explicado esta mañana el abogado Jordi Pina y el presidente del Colegio de Médicos, Jaume Padrós desde el Colegio de Periodistas de Barcelona.

La medida pretende focalizar el problema, y es que los políticos presos denuncian que piden recursos de amparo al Tribunal Constitucional, que se aceptan, pero no obtienen respuesta, en ningún sentido. Sin esas decisiones, no pueden elevar un posterior recurso ante la justicia española.

Primera imagen de los presos del 'procés' en Lledoners / ÒMNIUM CULTURAL

Los políticos presos han difundido una imagen desde la cárcel de Lledoners, todos juntos en el patio del recinto. La idea de tomar medidas de protesta se ha ido reflexionando en las últimas semanas. La huelga de hambre era una de ellas, y finalmente la ha iniciado, comunicada en la mañana de este sábado a las autoridades administrativas de la prisión, el expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, y el diputado Jordi Turull, que fue candidato a la presidencia de la Generalitat, e, incluso, llegó a pronunciar el discurso de investidura en primera vuelta, que no obtuvo la mayoría necesaria.

Con ello, los políticos presos presionan al Gobierno español y al Tribunal Constitucional, con el objetivo de obtener la libertad hasta el inicio del juicio. En las últimas semanas diferentes entidades, como la ANC, habían propuesto medidas de presión. Pero la huelga de hambre ha salido de los propios presos. El acuerdo se ha tomado entre todos, pero sólo han estado dispuestos a protagonizarla, por ahora, Sànchez y Turull.

Dilatar el proceso

Según el abogado Jordi Pina, letrado de los dos presos, se han conculcado los “derechos fundamentales”. Con la lectura de un texto, de los propios políticos presos, se ha querido reflejar que el Constitucional admite “el 100%” de los recursos, pero para “dejarlos en un cajón”, y dilatar todo el proceso, imposibilitando los recursos posteriores al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que es el objetivo prioritario desde el inicio por los políticos independentistas, al no confiar en la justicia española.

Se denuncia al Tribunal Constitucional, por “una dilatación injustificada”. La imposibilidad de acceder a la justicia europea, se señala, ralentiza la libertad de los presos, al entender que el Tribunal Europeo ofrecería mayores garantías.

El médico Jaume Padrós ha informado sobre el seguimiento que tendrán los dos políticos presos, que, inicialmente, protagonizarán una huelga de hambre indefinida, que pasa por la no ingesta de alimentos, pero sí por la aceptación de líquidos. Según Padrós, el riesgo de salud "es alto" y que no se puede aguantar una huelga de hambre "más allá de un mes y medio", lo que coincidiría con el inicio del juicio.