Menú Buscar
Símbolos del independentismo en la sede de la Consejería de Interior, de la que dependen los Mossos d'Esquadra  / CG

La pugna entre ERC y JxCAT se traslada a los Mossos

El sindicato vinculado a los republicanos arremete contra el consejero Buch y se suma al 'otoño caliente' que preparan los agentes debido a la politización y la falta de recursos

31.08.2018 00:00 h.
4 min

Los Mossos d’Esquadra también prometen un “otoño caliente”. La llamada guerra de los lazos ha vuelto a poner en evidencia la politización de este cuerpo policial por parte de sus mandos. Así lo vienen denunciando desde hace meses, junto a la situación de precariedad laboral que sufren.

A esas quejas sobre el uso partidista se ha sumado USPAC (Unió Sindical de la Policia Autonòmica de Catalunya), cuyos dirigentes tienen vinculaciones con ERC. Este sindicato, que rechazó públicamente la retirada de urnas durante el referéndum del 1 de octubre, se ha mostrado muy crítico con el consejero de Interior, Miquel Buch (PDeCAT).

“Deje de hacer política con los funcionarios del cuerpo de Mossos y preocúpese por nuestras condiciones de trabajo”, aseguran en un comunicado, después de que la Fiscalía haya abierto una investigación sobre la identificación de activistas que quitan lazos amarillos. “Señor Buch, tiene todo al Cuerpo de Mossos d’Esquadra hasta las narices de usted y de su Govern”, añaden.

"No le importamos lo más mínimo"

El sindicato asegura que al presidente Quim Torra “no le importamos lo más mínimo, excepto cuando se trata de ponernos en medio de un debate político del que volvemos a salir salpicados y, como investigados los de siempre, los agentes de a pie”.

Mientras el referente de ERC entre los representantes sindicales de Mossos es USPAC, Junts per Catalunya no cuenta con ninguna plataforma afín, más allá de la asociación Mossos per la Independència, que tiene una escasa representación. De ahí que las discrepancias existentes entre los neoconvergentes y los republicanos se hayan hecho extensiva a la policía autonómica, dirigidos ahora por la vieja guardia que representan Buch y su número dos, Brauli Duart, expresidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Buch "hizo limpieza" a su llegada al departamento, donde forzó el cese del comisario Ferran López, que estuvo al frente de los Mossos durante la vigencia del artículo 155.

Elecciones sindicales anuladas

Actualmente, el sindicato mayoritario en el cuerpo es el Sindicat Autònom de Policia (SAP-FEPOL). Sin embargo, el Tribunal Supremo anuló hace un año las elecciones sindicales celebradas en 2015 por las irregularidades detectadas en el proceso para convocarlas, ya que SAP, que las ganó, presentó la instancia para iniciar el proceso antes de tiempo. De esta forma, el alto tribunal aceptaba parcialmente el recurso presentado por los sindicatos SPC, SME y CAT. Las elecciones se deberán convocar de nuevo, lo que según algunas fuentes policiales, podría estar detrás de ese giro de USPAC.

SAP-FEPOL denunció ayer el “estado de crispación” en el que está inmerso el cuerpo de Mossos. “Visto que, a día de hoy, no se puede garantizar el Sistema de Seguridad Pública de Cataluña y que las condiciones laborales de nuestro colectivo son del todo inadmisibles”, indican en un comunicado, SAP-FEPOL y el colectivo MosS.O.S  han convocado una concentración ante la sede de la Consejería de Interior para el próximo 17 de septiembre.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información