Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anuncio de La Grossa que ha sembrado la polémica en las redes sociales / TWITTER

PSC y Cs llevan el escándalo de la Grossa al Parlament

La oposición pide explicaciones sobre el anuncio clasista, retirado ya por el Govern, mientras que el vicepresidente Aragonès asegura que no fue informado de su contenido

3 min

PSC y Ciutadans han presentado una serie de iniciativas parlamentarias en las que piden explicaciones sobre la polémica campaña publicitaria de La Grossa, tildada de clasista y que ya ha sido retirada por el Govern.

La lotería catalana había lanzado un anuncio con el mensaje "¿Te preocupa la distancia social? Prueba el ascenso social". La entidad organizadora del sorteo, dependiente de la Generalitat, pidió disculpas, mientras que el vicepresidente Pere Aragonès, de cuyo departamento económico dependen este tipo de juegos, asegura que no fue informado del contenido de eslogan.

PSC-Units quiere saber cuál era la distribución prevista de la campaña de la Grossa, con el consiguiente desglose de las inserciones en los diferentes medios y canales, con el coste también detallado. Asimismo, solicita copia de la documentación relativa a la campaña del sorteo de Fin de Año, incluyendo su licitación y el correspondiente brifing, y acreditación de que la misma fue comunicada a la Comisión Asesora sobre Publicidad Institucional (CAPI) antes de su lanzamiento. Asimismo, Pedret reclama cualquier documento que la CAPI pueda haber generado.

Los socialistas han pedido la comparecencia de un representante de este órgano gubernamental ante la Comisión de Economía de Hacienda del Parlament con la finalidad de conocer la actividad de la CAPI.

¿Quién tenía conocimiento del anuncio?

Por su parte, Cs pregunta si algún alto cargo de la Consejería de Vicepresidencia y de Economía y Hacienda de la Generalitat "tenía conocimiento de la existencia de una campaña institucional de estas características".

La formación también urge información relativa a cómo se tomaron las decisiones para poner en marcha esta campaña, que consideran que condiciona "la imagen de la institución", así como quienes fueron los responsables de aprobar su contenido.

El partido naranja también ha pedido saber si algún otro departamento estaba al corriente de la campaña, la empresa publicataria que se encargó de su diseño, así como quién tomó lo decisión de retirarla.

Por último, han instado a conocer los costes desglosados de dicha campaña, de su retirada de los puntos de venta y de los medios publicitarios y de la nueva campaña que la sustituirá.