Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Concentración para pedir al Gobierno incentivos para agentes de la Policía Nacional en Cataluña / EP

Unas 60 personas piden incentivos para los agentes de la Policía Nacional destinados en Cataluña

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) convoca una concentración para pedir al Gobierno que declare la comunidad como Zona de Especial Singularidad

2 min

Unas 60 personas, según datos de la Guardia Urbana, se han concentrado delante de la delegación del Gobierno en Cataluña --convocados por el Sindicato Unificado de Policía (SUP)-- para pedir al Ejecutivo que declare como Zona de Especial Singularidad (ZES) y dé incentivos a los agentes de la Policía Nacional destinados en Cataluña. 

La manifestación ha estado encabezada por representantes del sindicato con una pancarta con el lema Desamparo institucional. También han acudido miembros de partidos políticos, como el líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, la diputada del PP en el Congreso, Llanos de Luna, y el representante de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga.

Críticas a Marlaska

El SUP ha exigido al Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que declare ZES con urgencia porque “ningún policía puede tener menos derechos que cualquier otro ciudadano por el simple hecho de desarrollar su trabajo en esta tierra”.

Además, han apuntado a los independentistas. Han exigido revertir la situación actual porque, desde 2017, los “radicales pusieron a los policías nacionales en su punto de mira”. “La situación de los agentes y la de sus familias en Cataluña se ha vuelto insostenible”, han manifestado.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska / EUROPA PRESS
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska / EUROPA PRESS

Casi 1.000 policías se marchan de Cataluña

Además, creen que “Cataluña no merece que 900 policías al año se marchen". "Casi 1.000 policías por año. Se pierden puestos cruciales como El Prat, las brigadas de extranjería, de información o la policía judicial”.

En este sentido, han pedido a Marlaska que cumpla sus promesas y "deje de convertir a la policía en una moneda con la que mercadear y con la que aceptar el chantaje de una minoría independentista".