Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Turull y Josep Rull en una imagen de archivo / EFE

El PDECat pagó un sueldo a Rull, Turull y Forn entre 2018 y 2020

El partido transfirió 7.000 euros al mes a los encarcelados por el 1-O y se gastó 1,6 millones en su defensa jurídica

3 min

El PDECat pagó un sueldo a los presos Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn entre el mes de agosto de 2018 y abril de 2020. En total, el partido les abonó un total de 417.548 euros, según figura en el informe de gestión que se ha presentado este sábado a la militancia en la asamblea general.

Aproximadamente, el partido transfirió unos 7.000 euros al mes a cada uno de los cargos encarcelados por el 1-O.

1,6 millones en gastos jurídicos

El informe de gestión también revela que el PDECat ha pagado un total de 1,6 millones de euros en gastos jurídicos derivados de las causas contra los líderes independentistas. Por eso, en la dirección del PDECat escocieron las críticas de exdirigentes que se dieron de baja y se marcharon a Junts per Catalunya.

Ese esfuerzo económico se concreta del siguiente modo: en lo que respecta al 1-O, el PDECat ha pagado 1,13 millones de euros por la defensa jurídica ante el Tribunal Supremo; otros 132.975 por la causa en la Audiencia Nacional; 99.570 por la defensa en el procedimiento abierto en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona y 85.437 por el juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), además de 44.921 por la defensa ante el Tribunal de Cuentas.

Petición a los socios

Asimismo, en las causas por el 9N, el PDECat ha pagado 87.444 por la defensa ante el Tribunal de Cuentas y 20.499 por la defensa de la causa especial del Tribunal Supremo.

Para hacer frente a parte de estos pagos, el PDECat solicitó una aportación extraordinaria a todos sus asociados y cargos institucionales que ascendió a 413.808 euros.

Disputa por la marca

Por otro lado, en el informe también aparece un documento firmado por el expresidente Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y el presidente del PDECat, David Bonvehí, sobre el uso de la marca Junts per Catalunya, cuestión que ha acabado en los juzgados.

Según el documento, con firma en Barcelona, la cárcel de Soto del Real y Waterloo (Bélgica), las decisiones en relación al uso de la marca debían tomarse "de manera mancomunada" entre Bonvehí y Sànchez. El informe también revela que el PDECat llegó a plantear a Jordi Sànchez su refundación en JxCat en el curso de las negociaciones por el uso de la marca.