Menú Buscar
Albano-Dante Fachin, en los estudios de TV3

Los nueve puntos de Fachin para "volver a desobedecer" como pide Jordi Cuixart

Som Alternativa considera que la "única respuesta posible" es la "desobediencia" y apela a los votantes que también votaron "no" en el 1-O para justificar el "desafío" al Estado de derecho

16.07.2019 00:00 h.
6 min

Albano Dante Fachin intenta, de nuevo, situar la desobediencia como piedra angular de la estrategia independentista. Después de no lograr representación en el Congreso de los Diputados con la coalición Front Republicà, el tertuliano de Tot es mou (TV3) ha impulsado el partido Som Alternativa que acaba de lanzar un documento programático para lograr reactivar “la épica” del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. 

El documento definitivo, titulado Alternativa per tornar-ho a fer (Alternativa para volverlo a hacer), es toda una declaración de intenciones de cuál es la vía a seguir: la movilización permanente y la desobediencia pacífica que acaba de pedir el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, desde la cárcel de Lledoners. Para ubicarse en este espacio tan reñido, afirman que Som Alternativa “tiene una mirada que no defiende ningún partido” en la actualidad, que es la de “construir la unidad que pide la sociedad”.

Hoja de ruta

Su “plan” para situar la votación del 1-O como punto de partida del tablero político se basa en nueve puntos que van desde finiquitar la división entre “independentistas y no independentistas” a extender el derecho de autodeterminación “a todos los ámbitos”, ya sea en temas de salud, enseñanza, alimentación o medioambiente. De acuerdo con su documento, la división de la sociedad catalana entre independentistas y no independentistas solo es “beneficioso para un Estado que basa su imposición en que no hay una mayoría capaz de hacerle frente coordinadamente”.

En este sentido apelan a las "220.000 personas" que votaron "no" y en "blanco" en el 1-O y que, a su juicio, están a favor de ejercer "sin equidistancias" el "derecho de autodeterminación" pese a no ser independentistas. 

Implantación territorial

En esta enésima tentativa de Fachin para reunificar el espacio nacionalista desde una óptica izquierdista le acompaña su pareja y diputada de En Comú Podem, Marta Sibina, y la exdiputada autonómica de CSQP Àngels Martínez Castells, quien protagonizó la polémica de retirar la bandera nacional de los escaños de parte de la oposición durante el pleno del 6 de septiembre de 2017 en el que fueron aprobadas las llamadas leyes de desconexión. 

Este medio ha intentado contactar con Som Alternativa pero no han contestado a nuestra petición. El partido de nuevo cuño tiene planeado presentarse a futuras elecciones y en octubre celebrarán su congreso. De momento piden a la ciudadanía afiliarse y ya están presentes en asambleas de varios municipios, como Figueres, Lloret de Mar, Mataró, Riba-roja d’Ebre, Sant Esteve Sesrovires, Barcelona, Olesa de Montserrat, Blanes, Girona, Lleida y Tarragona.

Desconfiar del PSOE

A diferencia de su antiguo partido, Podemos, que está en negociación con el PSOE, desde Som Alternativa desconfían de la formación vencedora de las elecciones generales. Sostienen que es una “fantasía” que no se puede “asumir políticamente” pensar que el PSOE pueda “cambiar algo” la situación actual.

Tildan esta coyuntura política, con dirigentes en prisión preventiva o huidos de la justicia española, de “represiva” y, por este motivo, consideran que “solo hay una respuesta posible”, que es la “desobediencia”. En este punto, hacen un matiz para admitir que “son conscientes de los problemas que implica imponer de forma desobediente la independencia al 50% que no la desea”, pero ven “absolutamente legítima la acción desobediente, continuada y contundente para lograr una resolución democrática al conflicto”. 

ERC, JxCat y CUP

El espacio por el que pugna la nueva formación está fuertemente concurrido. En su momento, cuando decidió presentarse con Front Republicà con el apoyo de Poble Lliure --facción de la CUP-- pese a la negativa de las bases del partido independentista a concurrir a unas elecciones al Congreso de Diputados, no lograron capitalizar ese nicho. 

La mayoría de electores independentistas se decantaron por ERC, demostrando que el giro pragmático impuesto por Junqueras ha sido la estrategia ganadora dentro del nacionalismo. Los republicanos fueron la fuerza más votada en Cataluña el 28 de abril, seguida del PSC. No obstante, Som Alternativa aspira, como la CUP, a ser una palanca para forzar la unidad independentista y que ERC retome la senda emprendida con el 1-O. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información