Menú Buscar
Miquel Iceta, primer secretario del PSC, durante la entrevista concedida a Crónica Global / LENA PRIETO

Miquel Iceta: "Esta es una legislatura perdida para Cataluña"

El líder del PSC insta al independentismo a reconocer sus errores: "No pido actos de penitencia, pero sí que alguien confiese que 'esto no ha salido bien'”

Manel Manchón, María Jesús Cañizares
18.11.2018 00:00 h.
14 min

Marca el paso al presidente del Gobierno Pedro Sánchez más de lo que está dispuesto a confesar. Miquel Iceta (Barcelona, 1960) insiste en una entrevista con Crónica Global en la necesidad de un pacto interno entre los partidos para solucionar el conflicto catalán. Por eso propuso una Mesa del Diálogo, que se celebró el viernes sin resultados factibles. El primer secretario del PSC cree que Ciudadanos "está haciendo de oposición, pero no de alternativa" a pesar de haber ganado las elecciones del 21D.

Asegura que la herida provocada por Ada Colau al romper con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona no está curada. Se desmarca de la operación Valls aunque sectores empresariales han instado a los socialistas a formar parte de la candidatura municipal del ex primer ministro francés.

--¿Se puede dialogar con el presidente Quim Torra, que insiste en la autodeterminación?

--Torra tiene una personalidad y una trayectoria que lo inhabilita mucho, Tiene una idea muy esencialista de Cataluña, una Cataluña en la que no cabemos todos los catalanes. Y eso es pecado mortal. Pero al final no eliges a los interlocutores.

--El consejero Maragall también ha dicho que “el país es nuestro”.

--La idea es que solo son catalanes quienes hablan catalán y los que quieren la independencia. El resto es gente que no está completa. Pero yo respeto las instituciones. Si no aceptamos eso, acabaremos muy mal.

--Torra no se mueve de sus posiciones. ¿Qué salida hay? ¿Elecciones?

--Creo que esta legislatura no va a ser útil. Nació muy mal, de unas elecciones convocadas por Rajoy tras un fracaso del independentismo, pero que vuelve a ganar con planteamientos imposibles, como la vuelta de Puigdemont y el establecimiento de la república y "sacaremos a los presos a la calle". Y con un juicio pendiente que obviamente es una hipoteca muy grande. Dudo mucho que esta legislatura sea útil para salir del agujero en el que estamos.  Para salir de ahí, el independentismo debería revisar sus planteamientos, pero no les veo en condiciones de hacerlo. Yo no soy muy optimista. Pero ello no quiere decir que no lo intentemos.

--¿Qué pasó en la reunión?

--Hicimos un esfuerzo de poner encima de la mesa muchísimas cosas porque no es obvio que no estamos de acuerdo en la autodeterminación, pero en políticas de empleo e industriales, pues por qué no. Si lo fiamos todo a cosas que no dependen de nosotros, vamos a paralizar la política catalana durante mucho tiempo. Veremos. La reunión es un inicio, no fueron todos los grupos (Cs, PP y CUP no acudieron) y eso no es bueno. La reunión se hizo por un mandato parlamentario y para poner en evidencia el problema de tenemos. No solo es un problema de Cataluña con el resto de España, sino de división muy grande dentro de Cataluña. Y si no somos capaces de superar eso e intentar un acuerdo muy amplio, no vamos a hacer nada.

--¿Ve dos velocidades dentro del Govern? Por un lado, ERC dedicada a gestionar y Junts per Catalunya a mantener la agitación.

--ERC parece más dispuesta a gobernar, pero también tiene problema, veo muy difícil que saquen adelante los presupuestos. Para gobernar necesitas un instrumento potente. Y además ellos mismos se han atado de pies y manos. Para un gobierno siempre es difícil tener un margen suficiente. Pero si encima no votas los Presupuestos Generales del Estado que te proporcionarían ese margen, cómo van a pedir a nadie que apoyen las cuentas catalanas. Pero sí, ERC parece que esté más en esta tesis de gobernar, pero veo problemas estructurales, muy de fondo. Nosotros siempre hemos dicho que para intentar llegar a acuerdos, por nosotros no quedará. Pero es muy difícil, porque este Govern se dedica a crear el Consejo por la República, no quiere renunciar a la unilateralidad y Torra se va al País Vasco para demostrar que está más cerca de Otegi que de Urkullu. En estas condiciones, es muy difícil tener una relación normal y acuerdos con un gobierno de estas características.

--Sin embargo, asegura tener contactos con ERC y PDeCAT…

--Tenemos contactos con todos los partidos, menos con Junts per Catalunya. Con ERC y con PDeCAT sí, con sus respectivas direcciones. Por ahora la verdad es que no ha habido resultados concretos, pero sí que hay mucha sinceridad y mucha fluidez, y eso ya es muy importante. El último cuatrimestre de 2017 fue un horror en la política catalana, se rompió todo. Hay rehacer las relaciones y los puentes. A eso nos estamos dedicando. Y también intentamos convencerles de que no vuelvan a las andadas. Pero no parece que estén por esa labor.

miquel iceta grupo

El líder del PSC, Miquel Iceta, durante la entrevista concedida a Crónica Global

--¿Sin elecciones no hay nada que hacer?

-Esta legislatura es de transición. Pero a lo mejor esas elecciones provocan un cambio político. Parece que ERC asumirá el liderazgo y no está claro que el conglomerado de Junts per Catalunya, PDeCAT y Crida pueda mantenerse mucho tiempo. Si se atiende a lo que dicen, los planteamientos de cada uno son muy diferentes. No sé si en las elecciones catalanas, las ofertas serán las mismas. Siempre he dicho que en Cataluña hay un espacio de centroderecha nacionalista pragmático que en estos momentos no tiene una expresión genuina y lo lógico es que acabe teniéndola.

--¿Una legislatura perdida, por tanto?

--Sí, va a serlo. Yo no veo al Govern dispuesto a revisar sus planteamientos y aprovechar la nueva ventana de oportunidad que ofrece el Gobierno de España. Los veo paralizados, desorientados y divididos, y así no se puede hacer política. Me gustaría que las cosas fueran distintas. Probablemente por el tema del juicio, pero todavía es hora de que alguien diga “esto no ha salido bien”, algo tan sencillo. No busco actos de penitencia, pero que alguien proponga otro camino. Quizá el hecho de que haya alguien en prisión a la espera de juicio no es el mejor momento para hacer una reflexión así, pero sin ella, difícilmente vamos a poder superar este bloqueo.

--Comentaba sus contactos con ERC y PDeCAT, pero no ha mencionado a Catalunya en Comú, que quizá serían sus aliados naturales.

--Nosotros tenemos buena relación con los comunes, pero es verdad que sucedió una cosa en el Ayuntamiento de Barcelona que rompió esa dinámica. Todavía no entendemos por qué se rompió el pacto de gobierno pues pensamos que a quienes ha perjudicado es a los propios comunes. Pero en el Parlament, con Jessica Albiach, tenemos muy buena relación, como la tuvimos con Xavier Domènech. Ellos están en un proceso de intentar quedar bien con todo el mundo, y eso al final es difícil. Pero es cierto que la herida de Barcelona tardará en curarse.

--¿Ve a los comunes entregados al independentismo?

--Toda su estrategia pasa por intentar mantener como alcaldesa a Ada Colau. Todo lo ponen a disposición de ese objetivo. Puedes entenderlo, pero eso al final limita mucho sus capacidades, porque acabará siendo un proyecto muy personalista, y eso siempre es muy arriesgado. Nosotros venimos de una tradición de proyectos más colectivos. Pero tenemos muchos acuerdos municipales y mantenemos la relación.

--La división existente en el independentismo también ocurre en el llamado bloque constitucionalista. ¿Se debe a las críticas de Ciudadanos al acercamiento de PSC al independentismo?

--Nosotros con el independentismo tenemos unas diferencias abismales. Nosotros estamos en contra de la independencia y radicalmente a favor de la ley y de respetar las instituciones. Comprendo que la dinámica de los partidos parece que pasa por la crítica a los demás, pero el PSC ha demostrado sobradamente dónde está. Si hace falta alguna prueba más, tenemos el ejemplo reciente de lo que fue la aplicación del artículo 155. Pedro Sánchez, que renunció a su escaño para no tener que abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy, luego no dudó ni un segundo en apoyarle en un momento de crisis de Estado. Hemos superado la prueba del algodón sobradamente.

miquel iceta detalle

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta

--¿El PSC discrepa de cómo está ejerce la oposición Ciudadanos?

-Creemos que Ciudadanos está haciendo de oposición, pero no de alternativa. Le falta capacidad de propuesta. Son buenos en la crítica, pero deficientes en la capacidad de proponer alternativas. Ya pasó tras las elecciones, que hubo una especie de parálisis. Un partido que gana las elecciones, lo normal es que se mueva y proponga cosas. No necesariamente una candidatura a la presidencia de la Generalitat, pero sí una cierta capacidad de interlocución con el resto de fuerzas políticas. No lo han hecho, no es su estilo. Nosotros fuimos a la reunión con Torra con un documento muy preparado. Ciudadanos ni siquiera fue a la reunión. Yo sé que Cs no quiere que gobiernen los independentistas, pero ¿qué hay más? Hay una carencia muy grande.

--¿Qué opinión tiene de Manuel Valls y qué posibilidades tiene su candidatura para Barcelona?

--Me parece un gran candidato, pero con un mal partido. Lo que él dice quere no se puede conseguir yendo de la mano de Ciudadanos. No puedes hacer una campaña catalanista con Ciudadanos; es muy raro. Tengo un gran respeto por Valls y creo que su proyecto original tenía mucho más sentido de lo que ha acabado pasando. Tenía la idea de promover una plataforma ciudadana muy amplia con el apoyo de diversos partidos, pero Cs quiso marcar su candidatura de una forma partidista y eso lo ha matado.

--¿Ha recibido presiones el PSC de sectores empresariales para sumarse a la candidatura de Valls?

--Presiones no, pero es verdad que somos muy sensibles a las opiniones de los demás. Ha habido sectores empresariales que nos han dicho que por qué no valoramos esa posibilidad y les hemos explicado nuestra posición. El sistema electoral nuestro no favorece que Valls acabe siendo alcalde. Las encuestas le están dando unos resultados mucho más discretos que lo que auguraban los medios. La última encuesta le daba un crecimiento de dos concejales a Cs, que es el mismo que nos da a nosotros. Y es mucho más probable que se haga una coalición contra Valls que no a favor. Nosotros le hemos dicho que si en Barcelona se intenta hacer un plebiscito sobre la independencia, creo que es un mal camino. Estamos ante un equipo de gobierno municipal que ha fracasado, que no ha sido capaz de darle a Barcelona el empuje y el dinamismo necesario, y el planteamiento político debería ir más por aquí que no intentar llevar el debate a independencia sí o no.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información