Menú Buscar
Torra y Puigdemont con varios miembros del Govern y líderes independentistas en Bruselas durante la presentación del Consell per la República / QUIM TORRA

Los líderes 'indepes' advierten de que "el tramo que queda" hasta la secesión "será dramático"

Torra y Puigdemont presentan el Consell per la República en Bruselas y aseguran que "no hay marcha atrás" en el proceso de ruptura con el resto de España

08.12.2018 13:24 h.
7 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el expresidente autonómico Carles Puigdemont han presentado hoy en Bruselas el Consell per la República con el objetivo de "internacionalizar" el proceso de independencia de Cataluña.

En el acto, celebrado en un teatro de la capital belga y que ha contado con la participación de varios miembros del Govern y de los exdirigentes fugados, los promotores se han conjurado para avanzar sin pausa hacia la secesión y han lanzado mensajes épicos, aunque también ha reconocido las dificultades para lograr su objetivo.

Consell per la República "fundacional"

El Consell per la República "fundacional" estará presidido de manera temporal por Puigdemont hasta que se convoquen elecciones a la asamblea de representantes en un plazo de entre seis meses a un año (a contar desde el pasado 30 de octubre) o se alcance el millón de inscritos. Actualmente hay poco más de 40.000 personas registradas. Junto al expresidente autonómico estarán en el Consell "fundacional" los exconsejeros huidos que lo deseen y personas elegidas por Puigdemont. El líder nacionalista ha designado a título personal a los exconsejeros Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí, así como a la presidenta de la ANC Elisenda Paluzie, la vicepresidenta segunda de la Diputación de Barcelona, Meritxell Budó, la profesora universitaria Neus Torbisco-Casals y el portavoz de Demòcrates de Catalunya, Antoni Castellà.

En las futuras elecciones se elegirán a los representantes de la Asamblea de la República, que estará compuesta por entre 100 y 150 miembros y tendrá la facultad de elegir al presidente del Consejo de Gobierno. La asamblea, a su vez, estará compuesta por una mayoría de ciudadanos catalanes mayores de 16 años, a los que se sumarán diputados, alcaldes y concejales y otros elegidos que viven fuera de Cataluña.

La "vía eslovena"

Torra ha asegurado que "no hay marcha atrás en el camino hacia la libertad" y ha insistido en que "el 1-O nos autodeterminamos". A lo que los asistentes han respondido con gritos de "ni un paso atrás".

El president ha indicado que los independentistas están "en el lado correcto de la historia" y que conseguirán la victoria. "No aceptamos una represión política como la que sufrimos", ha añadido. Y ha vuelto a reivindicar la "vía eslovena" hacia la independencia, un proceso que causó decenas de muertos en la exrepública yugoslava en 1991. "Hagamos como ellos. Estamos dispuestos a todo para vivir libres", ha sentenciado.

Unidad independentista

Puigdemont ha hecho un llamamiento a la unidad independentista, en un momento en el que ERC se muestra reacia a posibles coaliciones electorales futuras con el PDeCAT o la Crida. "Hay un clamor de unidad que recorre Cataluña y lo deberíamos escuchar, si no, no tendremos autoridad moral para pedir desde la política lo que tenemos que hacer", ha explicado. Y ha hecho un llamamiento a los ciudadanos a adherirse al Consell per la República.

El expresidente autonómico ha criticado que "la represión del 1-O fue brutal y a la vez inútil" y ha denunciado que "nuestra sociedad está sometida a una libertad vigilada", pero se ha mostrado convencido de que han "vencido" el "miedo a la represión". "El Consejo llegará hasta donde no puedan llegar las instituciones", ha subrayado.

"La hora de pagar el precio"

Por su parte, el exconsejero de Salud Toni Comín ha advertido de que "el tramo que queda" hasta lograr la independencia "será dramático, no nos tenemos que engañar más". Según el líder nacionalista, "ha llegado la hora, no podemos esperar, ha llegado la hora de pagar el precio, alto, injusto, pero inevitable de nuestra libertad, solo si estamos dispuestos a pagar este precio, seremos libres".

"El Estado que tenemos delante no es un Estado normal, es un Estado inseguro, incapaz de cortar con sus raíces franquistas y que ha convertido la integridad territorial en una religión siniestra. Solo podremos hacer la independencia desde la calle, con lucha no violenta, pero con lucha; con acción pacífica, pero con acción; si no, no llegaremos. Necesitamos coraje, inteligencia, unidad republicana", ha declarado.

"Ganar la batalla final"

El exconsejero Lluís Puig, huido en Bélgica, ha asegurado que no se sienten solos. Y la exconsejera Clara Ponsatí ha señalado que "el 1-O cambió la historia de Cataluña" y que el Consell per la República "acaba con la autonomía". Pero ha admitido que "no estamos donde querríamos" porque "todavía tenemos que ganar la batalla final". Por ello, ha instado a "seguir trabajando para establecer efectivamente la república".

Varios cientos de personas han asistido al acto, que también ha contado con la presencia de los consejeros Jordi Puigneró, Josep Bargalló, Damià Calvet y Laura Borràs. La actriz Sílvia Bel ha leído una carta de Carme Forcadell y el rapero Valtònyc y el cantautor Lluís Llach han amenizado la mañana con sendas actuaciones musicales.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información