Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Laura Borràs (i) no comunicará la investidura de Pere Aragonès (ERC) al rey, otro gesto del independentismo / EP

JxCat exige a ERC una propuesta sobre el reparto de cargos en el Govern

La estrategia de confrontación con el Estado y el papel de Puigdemont se mantienen como principales escollos en las negociaciones

3 min

Las negociaciones entre Junts per Catalunya (JxCat) y ERC avanzan muy lentamente, pero la presión cruzada entre ambas formaciones aumenta. Tal y como quedaron el pasado viernes, esta tarde se han reunido las comisiones negociadoras de JxCat y ERC. "La reunión ha servido para que Junts haya hecho retorno de la parte estratégica del documento y queda pendiente una respuesta de ERC al respecto", han explicado los neoconvergentes en un comunicado. La estrategia de confrontación con el Estado y el papel de Carles Puigdemont tendrá en el futuro gobierno se mantienen como principales escollos de las negociaciones, mientras el tiempo avanza, pues el plazo para una nueva investidura finaliza el 26 de mayo.

A su vez, JxCat tiene pendiente de dar respuesta a la propuesta de los órganos de coordinación de ERC. El partido liderado por Puigdemont también ha pedido a ERC que le haga llegar una propuesta de estructura de gobierno y valore del programa de gobierno que JxCat le trasladó el pasado viernes pues "todavía no ha recibido respuesta".

"Seguir trabajando"

Los negociadores se han emplazado a seguir trabajando "con total normalidad los próximos días para tratar de llegar a un acuerdo".

La propuesta que ERC ha traslado a Junts consta de cinco ejes: la estrategia independentista, la acción en el Parlament, las prioridades programáticas, la estructura del Ejecutivo y los mecanismos de coordinación. La estrategia incluye la creación de un espacio de coordinación formado por ERC, Junts, CUP, ANC y Òmnium, que también cuente con la participación del expresidente Puigdemont, y en paralelo insiste en la necesidad de reformular el Consejo para la República.

El documento plantea que se compatibilice la apuesta por la mesa de diálogo con la preparación de un "embate democrático" con el Estado y defiende que los partidos independentistas coordinen su acción en el Congreso y el Senado en todas las cuestiones vinculadas con la estrategia independentista, pero garantizando la libertad de cada formación en los temas sectoriales e ideológicos.

En cuando a la estructura del Govern, ERC no ha entrado en el reparto de consellerias, pero propone tres nuevos departamentos --Igualdad y Feminismos, Acción Climática, y una sobre Universidades, Investigación y Digitalización-- sin que incremente de manera notable el número actual.