Menú Buscar
El exconsejero de la Generalitat Jordi Turull en una imagen de archivo / EFE

Jordi Turull desde la enfermería: “Me encuentro bastante bien"

El exconseller niega que la intención de la huelga de hambre sea retrasar el juicio del 'procés'

3 min

El exconseller Jordi Turull, que ingresó este viernes en la enfermería de la prisión tras 14 días de huelga de hambre para protestar contra la inacción del Tribunal Constitucional, ha expresado que se encuentra bien a pesar de la pérdida de peso.

A través de una carta que ha enviado a El Nacional, Turull confirma su buen estado de salud y explica que su traslado a la enfermería se debe a una decisión de los servicios médicos pese a que él “hubiese preferido seguir en el módulo”. "Me encuentro bastante bien a pesar de la pérdida de peso. Pero los protocolos son los protocolos en la prisión. No puedes decir nada", explica.

Retrasar el juicio

En la misiva el exconseller rechaza las informaciones que aseguran que la huelga de hambre obedece a la inteción de los presos soberanistas de retrasar el juicio. "Ni nos conocen ni han entendido nada, o simplemente les da vergüenza asumir el motivo real de la huelga de hambre, que no es otro que denunciar el bloqueo expreso del TC a nuestros recursos", sostiene.

Según el político independentista, mientras se encontraba en la celda, le han comunicado que tenía que instalarse en la enfermería. "He hecho el traslado de todo lo que puedo necesitar para estar allí", explica. Este viernes era Jaume Padrós, director del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), el que avanzaba el traslado de Turull a dependencias médicas de la prisión.

Trato excelente

Turull sostiene que el trato de los servicios médicos y la enfermería es excelente y explica que las instalaciones y las celdas de este área "son más que correctas”. Aunque preferiría estar en su celda, señala que así estará más cerca para que le realicen las pruebas diarias debido a su huelga de hambre.

Tanto él como los otros tres presos independentistas que están en huelga de hambre --Jordi Sànchez, Joaquim Forn y Josep Rull-- son objeto de seguimiento médico diario para controlar diversos indicadores de salud. Todos ellos beben entre un litro y medio y tres de agua al día con complementos por consejo de los facultativos.